mié. Dic 7th, 2022


Monterrey. – Mary Huerta es una mujer apasionada de la política, la vive, siente y disfruta, y aunque también ha tenido decepciones, son más las alegrías que los sinsabores.

María de Jesús Huerta Rea, profesora normalista, licenciada en Ciencias Políticas, ha realizado una carrera en la vida partidista y en la administración pública, pero no todo es fácil, se requiere resiliencia, y eso lo tiene, para alcanzar objetivos. “Es lo que les digo a las mujeres, ustedes pueden, tienen que creérselo, quererse asimismas, prepararse continuamente”, dice la fundadora en Nuevo León, del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI).

Mary Huerta estuvo en “La Dama de la Política”, el programa de redes sociales que se ha vuelto un referente y que conduce Marla Azucena Treviño Cantú, en donde habló de sus inicios en la política, de lo que le apasiona, la gente, y vaya que no es retórica, pues a donde va es conocida y bien recibida.

No hay colonia o barrio que no conozca a Mary Huerta, con los que sigue en contacto, y para ello tiene un secreto: “Siempre estoy cerca de la gente, en eventos políticos, fiestas personales, fiestas patronales, funerales, enfermedades, ese es el secreto”, agrega.

Recuerda que ejercía como maestra frente grupo cuando invitaron a profesoras de biología para un proyecto de museos escolares en la administración de Pedro Zorrilla Martínez, que gobernó la entidad de 1973 a 1979.

Fue entonces como inició también en la administración pública, estudió la carrera y en 1974 se afilió al PRI.

Sensible, apapachadora con la gente, como dirían “siempre cae bien”, recuerda que participó en la campaña de José López Portillo, con quien prácticamente tenía derecho de picaporte en Los Pinos. “Lo invité para que fuera padrino de la generación de licenciados en Ciencias Políticas, pero me propuso a Gustavo Carvajal Moreno, secretario del Trabajo, quien nos apadrinó y vino a Monterrey “.

ICarvajal le pidió que invitara a Ricardo Canavati, otro carismático político, muy amigo de nuestro padrino. “Cuando lo fui a ver, me preguntó el número de graduados; seis, le dije, entonces pagó los gastos de titulación y una cena en donde cada graduado podía llevar a 10 invitados”. A los días, Carvajal Moreno fue nombrado presidente nacional del PRI y con ello el arraigo de Mary Huerta por la política.

Para esta carismática mujer no todo ha sido fácil, trabajó arduamente, picó piedra en una época en que el machismo que aún perdura, estaba en todo su esplendor. Tras batallas políticas logró ser regidora por Monterrey, diputada local y federal respectivamente, además de delegada del CEN del PRI en algunos estados, entre otras tareas partidistas, además de encomiendas en la administración pública.

Dirigente de las mujeres de la CNOP, y luego fundadora del ONMPRI, recuerda que la organización bajó su mando siempre tuvo representantes en todos los municipios.

Talleres diversos para que la mujer sea emprendedora le han dejado la satisfacción de ver a muchas de ellas con su negocio propio, su marca registrada, autosuficientes.

Hoy con una pausa en la vida partidista por asuntos familiares, el gusanito de la política que le anida le insiste en retornar y ya tiene el proyecto de reactivar la Asociación Política “Alfonso Martínez Domínguez “, de la que es Secretaria General, y cuyo presidente Humberto Cervantes Vega falleció hace casi un año.

“Voy a pedirle a mi ahijado José Luis Garza Ochoa (Presidente del PRI en NL), un joven trabajador y entregado al partido, que ne ayude a reactivar la asociación “.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.