sáb. Dic 3rd, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Visto está que Fernando Elizondo y J. Natividad González Parás son dos tipos sin cuidado. Como que les vale arrastrar el prestigio de ser exgobernadores.

Todo mundo en Nuevo León, sabe o conoce, que son mentor y asesor del gobernador Samuel García, quien está, a nada, de caer en la ingobernabilidad.

Ambos distan mucho en comparación de otros gobernadores, Por ejemplo, Jorge Treviño o Fernando Canales, que han sabido guardar digna distancia.

Uno del PRI y otro del PAN, nunca han renegado de su ideología partidista y, menos, involucrarse con un gobernador de otro partido distinto al suyo.

José Natividad González Parás es priista, es del PRI y asesor del gobernador de MC, lo cual no es delitos, pero en política, se dice, que la forma es fondo.

Para políticos de su camada es indigno que, entre comillas, defienda otro partido sin salir del PRI de NL que le cobijó y dio parte de lo que ahora goza.

Pese a que Sócrates Rizzo García, que en forma vergonzosa dejó inconcluso su sexenio, no reniega del PRI y hasta socializa con quien lo sustituyó.

Aunque el PRI no le dio posición social ni económica, Benjamín Clariond, fue diputado federal, alcalde y gobernador sustituto, él guarda su distancia.

Fernando Elizondo Barragán, ha extrañado a priistas y panistas, más a estos últimos. Muy digno el haber sido gobernador y secretario de Economía.

Con valentía, pero cargado de dignidad buscó ser gobernador por su partido, elección que “perdió” por la corrupción que invadió al PAN desde el 2009.

Renunció al PAN. Se atrevió con MC a ser gobernador, pero declinó a favor del Independiente que acabó en la cárcel. Hoy soporta lo peor en política. Lástima, no lo merece.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.