mar. Feb 7th, 2023

Por Salvador Hernández LANDEROS

De nueva cuenta, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, “chamaqueó” a Samuel García, a quién, se nota, ya “agarró de su puerquito”.

El funcionario federal, le ha “dorado la píldora” a “Samuelito” cada que se le antoja, tan así que le cambió la fecha de la reunión al cuarto para las doce.

Y peor tantito, a través de CONAGUA, le fijó la fecha para el trasvase del agua para mañana domingo a manera de una burda distracción.

Mientras en la CDMX se desarrolla la marcha encabezada por Andrés Manuel, los neoloneses estaremos muy resignados en el trasvase del agua.

Serán 200 millones de metros cúbicos de agua de la presa El Cuchillo en Nuevo León que se irán directos a la Marte R. Gómez en Tamaulipas.

Y aunque Samuel García declaré que “logramos dar menos agua” conociendo como se las gasta Adán Augusto López, el resto que falta nos los van a cobrar.

Para cumplir con el Acuerdo de 1996, que es de 353 millones de metros cúbicos, los 152 millones que faltaron, en cualquier fecha, hay que cumplir.

La declaración del gobernador, “logramos dar menos agua”, suena a “victoria pírrica” porque la realidad es que los 200 millones son un simple abono.

Lo que debe entender Samuel García es que los acuerdos son acuerdos, verbales o con firmas de por medio, y se deben de cumplir cabalmente.

Por más que declare que el gobernador Américo Villarreal es su amigo, él lo es más de Andrés Manuel López, quien lo llevó a la gubernatura. ¿O no?

Lo más probable es que dentro de 15 días, el 12 de diciembre, Samuel García acuda al Santuario de Guadalupe, a pedir a la Virgen el milagro de más agua.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.