mar. Feb 7th, 2023

Nuevo León está cercano al límite de alcanzar un nivel alto en los estereotipos negativos hacia la vejez, considera la Secretaria de Participación Ciudadana del Estado, Ximena Peredo Rodríguez.

Los esfuerzos en política pública para evitar los edadismos y la discriminación a personas adultas mayores deben mantenerse e incrementarse para asegurar que todas las personas tengan una vejez digna con una convivencia segura y libre de violencia entre todas las generaciones, propuso.

La funcionaria pública presentó los resultados de la consulta y foro “La nueva Generación del nuevo Nuevo León”, en el marco del Quinto Encuentro Sin Límites: La Re- Evolución del Envejecimiento, que organiza el Instituto Estatal de las Personas Adultas Mayores (IEPAM), donde destacó que la identificación con estereotipos negativos en el Estado aparece aun en niveles considerados bajos, pero justo en la frontera para saltar a un nivel más alto.

Dentro del estudio que realizó la Secretaría de Participación Ciudadana en coordinación con el IEPAM, se estima que para 2050 las personas adultas mayores conformen el 22.1 por ciento de la población de nuestro estado, alertó Peredo Rodríguez.

“Pese a esta realidad, existen diversas percepciones y prejuicios en torno al envejecimiento basadas en estereotipos obsoletos relacionados con la edad cronológica de las personas, y estos pueden desembocar en actitudes edadistas y discriminatorias”, agregó.

Este ejercicio, abundó, arroja que en Nuevo León se tiene un grado relativamente bajo en la creencia en los estereotipos negativos hacia la vejez, al obtenerse una puntuación de 36 sobre 60 en el tema, quedando en el rango de 29-39.

Lo anterior significa que si bien la puntuación quedó dentro del grado considerado de baja creencia en los estereotipos negativos hacia la vejez, está muy cercano al límite de ser un nivel alto.

En este aspecto, se midió la afinidad de las personas con estereotipos negativos en aspectos de salud, de motivación social y de carácter y personalidad de las personas, con variables como si las personas consideran que los adultos mayores pueden aprender cosas nuevas, si pueden desempeñar un trabajo tan bien como los jóvenes o si son incapaces de resolver problemas.

La consulta arroja que persiste una percepción de que envejecer puede ser complicado, pero el diálogo entre las generaciones demostró que es un proceso que debemos abrazar desde una perspectiva de aceptación plena.

Hasta el momento se ha consultado a 1,197 personas de Nuevo León de todas las edades, mediante encuesta telefónica, casa por casa, virtual y mediante un foto presencial.

Entre otras cosas, se le preguntó qué les une con los otros grupos generacionales y las conclusiones fueron; las convivencias familiares, el servicio por las demás personas, el amor por el prójimo, las historias, los proyectos sociales, pasar el conocimiento de generación en generación.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.