lun. Feb 6th, 2023


Monterrey. Para el gobernador Samuel García, diciembre es el mes de la reconciliación, de pedir perdón para los que se portan mal, quitarnos piojos y peleas.

“Yo aprovecho que ya está el friíto, que ya viene la Navidad, que llega diciembre, que es el mes de la reconciliación, el mes de pedir perdón para los que se portan mal, de unirnos como neoloneses, quitarnos piojos, quitarnos peleas, y juntos aprovechar este potencial”, expuso durante un evento de su gobierno.

Incluso aseguró que debe ser ejemplo de no pelear ni dividir: “Yo tengo que poner el ejemplo de no buscar dividir, pelear, y si ya revivimos las crisis de agua y del Covid, ¿para qué entramos a una crisis política?, Qué necesidad, qué chiflazón”.

“Qué necesidad de solitos ahogarnos en un vaso con todo el potencial, dineral e inversión que tiene Nuevo León, nos peleamos a veces por unas chiquilladas”, añadió.

El gobernador habló de las expectativas de Nuevo León, que está, dijo, a nada de dar un salto cuántico en crecimiento e inversión, ya que le tocó un momento de estabilidad económica, como para perderlo por peleas políticas.

“Tuve la fortuna que quizás me toque ser el Gobernador que se le alinearon los planetas económicos, internacionales, o cada quien tiene su Dios o su santo, y estoy convencido que tuve la oportunidad de ser Gobernador cuando se le alinearon los planetas a Nuevo León”, agregó.

Finalmente al igual que su contraparte los diputados y Alcaldes, hizo un llamado a conciliar y negociar, pero sin hacer una propuesta concreta.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.