mar. Feb 7th, 2023

Clara Villarreal

El alcohol es una bebida para adultos. Diciembre es un mes de festejos, de gran vida social en la que abundan los reencuentros con amigos y estamos mucho más sintonizados en reunirnos con quienes amamos. Es una temporada de celebración que, sin embargo, no nos exenta de algunas responsabilidades: vigilar el consumo del alcohol. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (ENCODE) de 2014, en México la edad promedio en que se inicia el consumo de alcohol es a los 11 años… ¡11! Y esto es así porque los padres, tíos, primos y amistades hemos trivializado el consumo de bebidas alcohólicas entre menores con prácticas que nos parecen graciosas. Remojar un chupón en cerveza, ofrecer un traguito de licor al fin que “no pasa nada”, o armar escenas de niños sujetando botellas de alcohol jugando a tomar, porque nos da risa decir “mira, desde chiquito, le gusta el chupe”. Sin embargo, comportamientos de ese tipo son inadecuados puesto que el alcohol es una bebida para adultos. Tecate reconoce esta situación y por ello ha lanzado su campaña de Tecate 18+ que nos llama a hacernos responsables de evitar el consumo de cerveza en menores de edad. Tecate nos invita a formar parte de la solución y prestar mayor atención a nuestros menores en estas fechas. ¿Cómo es que un niño tiene acceso al alcohol? Porque un adulto se lo proporcionó. Así de simple. Quienes rodeamos a los menores tenemos la responsabilidad de cuidarlos, de ver por ellos y de protegerlos de situaciones que los pongan en riesgo. Hay que cambiarnos el chip: no da risa que los niños tomen cerveza. No es gracioso ponerlos en situaciones donde juegan a ponerse borrachos. No es gracioso y sí es abusivo. El niño no sabe a lo que lo están exponiendo y el adulto sí. Como padres de familia y adultos somos catalizadores de los comportamientos de nuestros niños, ya sea para que beban desde una temprana edad o para que lo hagan cuando tengan la madurez de tomar una decisión responsable por ellos mismos. Estos tiempos son para divertirnos, pero Diciembre también es una temporada para reflexionar sobre nuestros comportamientos, dejemos de normalizar el consumo de alcohol en menores de edad y cuidemos de ellos. Celebremos nuestras fiestas con empatía y responsabilidad. Hoy nos toca cuidar al futuro de nuestro país. Trabajemos por un México sin consumo de alcohol entre menores. Twitter: @claravillarreal contacto@claravillarreal.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.