mar. Feb 7th, 2023

El impulso a los esquemas de trabajo remoto revolucionó a todas las industrias, pues ahora las empresas pueden sumar a sus filas a colaboradores que radican en otras ciudades o países.

Uno de los sectores con más impacto, gracias a estos esquemas, ha sido la inmobiliaria, ya que el home office ha permitido que muchas personas puedan cambiar su lugar de residencia.

Este fenómeno es evidente en diversas zonas de la Ciudad de México (CDMX). Durante el 2022, los nómadas digitales (extranjeros que radican de forma temporal y trabajan vía remota) incidieron no sólo en la derrama económica de la urbe, sino en los precios de renta de inmuebles en colonias estratégicas de la capital.

“Aunque la vivienda tiene un proceso de encarecimiento relativamente permanente, para el caso específico de la renta vemos que los nómadas digitales se han venido posicionando e influyendo en zonas como la Condesa y Roma. Estos son sitios dinámicos y con mayor atractivo para el alquiler”, indica Leonardo González, Analista Real Estate de Propiedades.com.

De acuerdo con datos del portal inmobiliario, en la CDMX, el precio promedio por metro cuadrado para la renta de casas se ubicó en 152 pesos en 2022 y fue de 130.50 pesos en 2021. Por lo que se observa un incremento del 16%.

En el caso de los departamentos, el precio promedio por metro cuadrado fue de 208.40 pesos en 2022 y de 190.03 en 2021. Es decir, hubo un aumento del 9%.
Leonardo González explica que la CDMX tiene la particularidad de ser una plaza vertical, es decir, es un parque habitacional que está definido por más departamentos que casas.

“La CDMX es una ciudad relativamente cara, si la comparas con el resto del país, y tiene una tendencia de crecimiento a la alza, debido a la inflación y una posible recesión económica”, explica el experto. “Esto puede ocasionar ajustes en las tasas hipotecarias y mayor demanda de arrendamiento en la metrópoli. Por lo tanto, esperamos una mayor oferta disponible”.

El especialista añade que debido a que los nómadas digitales tienen un mayor poder adquisitivo, al del promedio de los capitalinos, y un estilo de vida muy consolidado, el impacto en el alquiler de inmuebles también se ha trasladado a las zonas aledañas a estas colonias.

“Por ejemplo, en la colonia Roma y Condesa viven nómadas digitales estadounidenses que pueden hacer teletrabajo, y su influencia incide hacia zonas aledañas. En Escandón, Tacubaya y Doctores, podríamos esperar que los precios también se incrementen debido a una gran demanda”, argumenta Leonardo González.

De acuerdo con Propiedades.com, además de los nómadas digitales, existen diversos factores que durante el último año han influenciado en el ajuste de los precios de renta de inmuebles en la capital.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.