mar. Feb 7th, 2023

Monterrey.- El gobierno de Samuel García anunció que irá penalmente contra ex funcionarios y la administración priista que avalaron el proyecto de la línea 2 del Metro, al cual, hoy deberá ser reconstruida al encontrarse deficiencias.

Entre 2003 y 2009 el gobernador de Nuevo León fue Natividad González Parás, maestro de Samuel García en el doctorado de derecho y a quien públicamente ha reconocido por sus enseñanzas. Entre 2005 y 2008 se construyó la ampliación (hoy afectada, según el gobierno) de la línea 2 de siete estaciones.

La demanda por la vía penal va contra a funcionarios y consorcios que avalaron y construyeron el proyecto, y que pusieron en riesgo la vida de los usuarios, dijo Samuel García.

“Es contra todos los responsables, incluyendo privados, consorcios y autoridades que tuvieron esta negligencia o error de haber liberado un tema que estaba mal”.

“Ante el error en el diseño vamos a demandar vía civil y penal a los responsables y ellos van a acabar pagando el error, incluidos aquellos servidores públicos que aún con esta falla de origen dieron la liberación de fianzas”.

“Hay de todos, están los que aprobaron el diseño, luego tienes a las empresas de supervisión que fueron omisas en el error de la estructura, luego tienes a las más recientes administraciones servidores públicos que finiquitaron y liberaron fianzas con ese error de diseño. Gracias a dios hay una gran fortuna de que esa línea no se cayó”, añadió.

De acuerdo al gobernador, no prescribe el plazo, pues éste corre a partir de haberse encontrado. “Estamos en estudio, en materia de obra pública el plazo comienza a correr a partir de que se encuentran los vicios ocultos, llevo un año, pero el estudio apenas fue hace tres meses, el vicio oculto se halló hace mes y medio”.

“No me preocupo por los plazos, lo que me está ocupando ahorita es que esté todo bien amarrado porque luego ya con argucias se vayan a zafar del broncón que nos dejaron esos consorcios que construyeron la Línea 2”.

Indicó que la próxima semana se darán a conocer puntualmente los errores en el diseño de la obra y la cuantificación de los daños que se tienen que reparar.

A principios de diciembre pasado el gobierno decidió cerrar seis estaciones de la línea 2, las que construyó el gobierno de González Parás, al encontrar grietas en 160 de 168 capiteles, que implican una falla estructural.

Esta misma semana, también se dijo que será reconstruida la línea por errores de diseño en capiteles y trabes,

Según la información de la época, la empresa transnacional alemana Siemens, invirtió más de mil 126 millones de pesos, además de la participación de otros proveedores como las firmas Bombardier y la Constructora Garza Ponce, que estuvieron a cargo de la proveeduría de trenes y de la obra civil, respectivamente.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.