mar. Feb 7th, 2023

Por Salvador Hernández LANDEROS

¡Qué barbaridad! ¿Para qué tanto escándalo? ¡Para qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo! Si se van y pueden, que allá se queden. ¡Da lo mismo!

Que el joven gobernador se vaya a Davos, Suiza, no hay porqué alborotarse. Pasear con el dinero del pueblo es lo suyo. ¿O ha poco no se han dado cuenta?

Que Luis Donaldo Colosio y su compadre Agustín Basabe viajaron en avión para ir a Chicago a una boda. ¿cuál problema? ¡Mientras no sea entre ellos!

En verdad creen que a Samuel García le importa mucho el padecimiento de los estudiantes y trabajadores en cuanto a su movilidad diaria. ¡Para nada!

A Colosio y Basave tampoco les interesa si los dueños de automóviles sufren daños materiales a causa de los baches y los robos a domicilios y negocios.

Y a los diputados, quienes menos les interesan son los ciudadanos. Se rasgan las vestiduras para llenar el buche y muy despistadamente los “maiceen”.

En verdad creerán ellos que se necesitan para gobernar tanto el Estado y su capital. ¿Qué pasó el mes de diciembre cuando se fueron a Europa 15 días?

No pasó nada. Además, ese modelo de gobernantes, no son indispensable. Los empresarios y trabajadores para nada los necesitan, menos los estudiantes.

Liliana Flores, debe hacer a un lado eso de andar escribiendo en las redes: “Samuel a Davos y Colosio a Chicago, con tantos problemas por resolver”.

Liliana debe preguntarse a si misma, si “los alegres compadres” resolvieron la inseguridad y movilidad en los últimos 15 meses que accedieron al poder.

Al paso que vamos, extrañaremos en Monterrey hasta a “Maderito” y, en el caso del gobernador, ¿quién les gusta? Nati, Medina y hasta “El Bronco”.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.