mar. Feb 7th, 2023

Por Salvador Hernández LANDEROS

Por lo que está sucediendo, queda muy claro que Samuel García ya midió y ve “con la “Pe” en la frente”, a todos los ciudadanos de Nuevo León.

Muy bien planeado y quitado de la pena, se fue a Davos, Suiza, haciendo la pantomima de supuestas reuniones con empresarios importantes.

Aprovechando la ausencia del gobernador, Juan Ignacio Barragán, director de Agua y Drenaje de Monterrey, salió a decir lo que todos suponíamos.

Barragán, con lenguaje torpe, salió a decir que no habría cortes de agua en los meses venideros, que sólo sería reducción a la presión en la distribución.

Pobre y ridículo funcionario que ha de pensar que su lenguaje técnico no es comprendido, pero lo único que hizo fue enseñar cual es su verdadero cargo.

Es una vil tapadera de un imberbe político. Se puso de “Punching bag” para recibir las críticas y que cuando su jefe regrese, todo esté en calma. Cómo no.

Se equivocó Barragán. El jugar con la inteligencia de los ciudadanos le va a costar muy caro. Ya verá cómo se podrán los cubetazos por la falta de agua.

Y ha Samuelito (como cariñosamente le llama Adán López) ya se le descubrió que no es tan original su pregonado Nuevo Nuevo León. Hubo antes otro.

En redes sociales circula un video en el que el exgobernador Sócrates Rizzo, muestra un libro impreso en 1992 con una leyenda que dice lo mismo.

Aquí y en todo México eso es una burda copia y más aún, un plagio, tal y como lo hizo la ministra Jazmín Esquivel, con una tesis para obtener su título.

Así que además de “zacatón”, por huir a Davos en vez de enfrentar lo que se venía, ahora es “plagiario” y para estar acorde con Jazmín, podría ser “Samin”.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.