mar. Feb 7th, 2023

-Residente de ciudad Solidaridad, de oficio soldador y tornero, suma en su haber cientos de kilómetros  sumados en las 36 ediciones de la tradicional carrera pedestre Coyotes Cumbres Monterrey

Por: Raúl E. Guevara Ortiz.- Atraído por la curiosidad de saber que se sentía correr en medio de mucha gente y escuchar los gritos de apoyo a lo largo de toda la ruta a lo largo de 10 kilómetros en las principales  avenidas del sector poniente de la ciudad de Monterrey, fue la principal motivación  que llevó a Agustín Compian convertirse en un corredor de ruta.

De oficio soldador y  tornero, Compian, quien se declara “mega enamorado de su  esposa linda y a quien quiere mucho”, narra que su historia dentro de las carreras de ruta comento  allá por el año de 1987, luego de sentirse atraído por una manta colocada  sobre el puente dela avenida Leones y Conquistadores donde se promocionaba la Carrera de Coyotes Cumbres,  sitio que recorría constantemente debido a que en ese entonces se dedicaba a lavar coches en ese sector de la  ciudad.

“Participe desde que empezaron allá por el año 1987, sentí bonito cuando recibí mi diploma y desde ahí dije vamonossss a seguir corriendo, mi tiempo fue de 1:10 muy lento pero más adelante me prepare hasta bajar la hora, lo hice porque en aquel entonces vivía en un barrio muy conflictivo y no se podía entrenar ningún deporte,  era muy difícil ver a los muchachos en las esquinas que no hacían nada por superarse”, comentó el deportista  hoy residente de la colonia Solidaridad en el municipio de Monterrey.

A pesar de que nunca ha ganado en ninguna edición de la legendaria carrera de Coyotes Cumbres,  el corredor de  59 años de edad, siempre lleva en su mente el no dejar la carrera a medias, siempre siendo exigente consigo mismo, logrando poco a poco a bajar sus propios tiempos, hasta llegar obtener su propia marca de 39 minutos.

“Para mí fue un tiempazo, pero deje esto poco a poco por causas de salud, mi doctor me dijo que nomás trotara por mi hipertensión, en aquel entonces corrí bastantitos maratones en la ciudad, pero siempre esperaba con ansias de la carrera Coyotes, porque fue donde me inicie cómo corredor”.

Hoy ya retirado como corredor, pero siguiendo como trotador, Agustín Compian recomienda a todos los que participarán este próximo  26 de febrero en la edición 37 del 10k Coyotes Cumbres- Cheveolet Del Río, “a qué le echan ganas, a este deporte es muy bonito, que te deja muchas experiencias muy bonitas y recuerdos agradables, le pido a toda la comunidad corredora que sigamos apoyando esta carrera, ya  que es una de las más antiguas que se organizan, ayudemos a que no desaparezca,  saludos a todos los corredores, ánimo sigamos echándole ganas ánimooooo”.

Con la alegría que le caracteriza, y el deseo de seguir sumando más kilómetros, Agustín se retira con su lento trotar, sacando fuerza de su cuerpo  del que está seguro le permitirá  seguir participando en su amada carrera Coyotes Cumbres en sus próximas ediciones.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.