mar. Feb 7th, 2023

Por Salvador Hernández LANDEROS

En Davos, Suiza, sede del Foro Económico Mundial, muy pocos asistentes se privan de “echarse su canita al aire”, que cuesta 2.500 dólares, como mínimo.

En pesos mexicanos, equivale a unos 50 mil por noche, pero por las reuniones de las élites financieras, hay algunas tarifas de hasta 750 dólares por hora.

Según la periodista Ivette Leyva, la diversión durante una semana para los asistentes hay “compañías” variadas, de todos los “sabores y colores”.

La élite financiera acude a esa cumbre a discutir sobre la guerra en Ucrania, tasas de inflación global, cambio climático y acuerdos multimillonarios.

Y mientras unos buscan solución a los mayores problemas del mundo, incluida la desigualdad de género, ahí se dispara la demanda por servicios sexuales.

Según Leyva, un par de días antes de que una activista acusara a los delegados del FEM de priorizar la codicia, arribó un centenar de sexoservidoras.

Que en Davos se reciba a las prostitutas con los brazos abiertos, no es una novedad. En Suiza la prostitución es legal y acuden las mujeres más bellas.

Al igual que los asistentes al FEM, las trabajadoras sexuales viajan desde otras ciudades a Davos donde se visten como ejecutivas para no llamar la atención.

Según en la versión de una de ella, entre los 2700 asistentes a la conferencia mundial hay de todos los continentes, incluyendo a muy contados mexicanos

Una sexoservidora asegura estar con hombres poderosos, poco probable con político, porque “no tienen tiempo, ni las ganas de una compañía”.

Le contamos todo esto, nomás para que se den cuenta que en todas partes del Mundo “se cuecen habas” y no nada más en nuestro México lindo y querido.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.