mar. Feb 7th, 2023

Por Salvador Hernández LANDEROS

Quién sabe qué revitalizante ingirió Samuel García en Davos, Suiza, que regresó muy enjundioso para anunciar que se espera un año de “jonrones”.

Como ha sido en los 15 meses que lleva en el cargo de Gobernador. “cacareó” el “copeteado” presupuesto de 140 mil millones pesos para el 2023.

Según dijo, “será el año de los jonrones, año histórico en inversión extranjera, el año que inauguramos carreteras para la mejor Aduana de México”.

Pero hay más, para Disney, perdón, para Nuevo León: Dijo que “se verán los resultados de movilidad, la presa, el acueducto y la modulación del agua”.

Todo lo dijo en la reunión sostenida con “expertos en planeación, ejecución e implementación de obras pública y políticas públicas”, o séase, su gabinete.

Desconocemos cuantos habitantes del área metropolitana den credibilidad a las promesas del joven gobernador que se la pasa anunciando puras ilusiones.

No habrá dentro de su gabinete algún colaborador que le diga que ya no los exhiba como funcionarios inútiles. ¿No les dará vergüenza?

El encabezado de ayer domingo en el periódico El Norte, “Falta de camiones es la muerte”, que hace enojar a usuarios el esperar horas un camión (sic)

Samuel puede viajar seguro en los vehículos blindados custodiado por sus guaruras. Pero los ciudadanos que no alcanzan camión, a pie, son víctimas.

Al gobernador no le falta el agua para todas sus necesidades. En cambio, hay miles de usuarios que ya están enfrentando la crisis hídrica en pleno invierno.

Ojalá que a Samuelito no se le voltee el “chirrión por el palito” y que en este año, en lugar de “jonrones copeteados”, no le lluevan “cubetazos y batazos”.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.