mar. Feb 7th, 2023


Monterrey.- En medio de una crisis del transporte urbano en la zona metropolitana regiomontana, que incluye el Metro, el gobierno de Samuel García entregó 142 nuevas unidades arrendadas por el Estado, para poner en marcha la reestructura del transporte público.
Las unidades corresponden al paquete de 400 camiones arrendados a la firma LDR Solutions, con capacidad para 100 pasajeros y las cuáles desde el 7 de enero están llegando al estado.
“Son lo mejor que hay en el mundo, camiones de 12 metros que pueden albergar hasta 100 ciudadanos, camiones seguros que están conectados al C5, al Sintram; camiones que además son de nivel bajo, cómodos, incluyentes para adultos mayores, gente con discapacidad, camiones con clima para el verano y con WiFi”, calificó el gobernador Samuel García.
“Este año vamos a tener mil 600 nuevos camiones, que es lo que requerimos para la reestructura. Es cierto que estábamos muy atrasados al nivel de Nuevo León, de su espíritu emprendedor, de su empresariado y de la economía vibrante, el Gobierno había quedado a deber”, añadió.

De esta manera, con la reestructura, el Estado va a dirigir el servicio del transporte público conforme oferta y demanda, por lo que ya no estará en manos de empresarios; además, con una sola tarjeta inteligente y universal próximamente se podrá abordar el Metro, el Transmetro, el futuro Tren Suburbano y todas las Rutas.
García Sepúlveda comentó que las nuevas unidades se enviarán a aquellas zonas donde más urge el servicio. “En febrero, además de estos 142; y de los 300 que van a llegar también en febrero, recuperamos muchos de los camiones que hoy están dando servicio a la Línea 2, y con esos 400 camiones inicia la reestructura formal, inicia el pago multimodal con tarjeta y Nuevo León empieza a ver y a tener la movilidad que siempre requerimos”, indicó.
De las 142 unidades, actualmente 30 están funcionando en el circuito directo Universidad, mediante el cual se apoya a los traslados de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, ante el cierre de seis estaciones de la Línea 2 del Metro, por presentar fallas en su estructura elevada, misma que se encuentra en reparación.
El transporte camionero está en crisis, desde hace casi una década no se ha autorizado un alza a las tarifas de 12 pesos a los transportistas, que disminuyeron las unidades en circulación de unas 5 mil a poco menos de dos mil 500, lo que ha propiciado caos, larga espera, hacinamiento y pérdida de tiempo al transportarse.
Desde la administración de Jaime Rodríguez, se inició con la compra de unidades para que sea el Estado quien las opere.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.