mar. Feb 7th, 2023

Por Osvaldo Serna Servín

El gobierno de Samuel García ha recibido los primeros camiones y anuncia que vendrán más, es una decisión tomada ante las presiones de los usuarios y del mercado del transporte urbano, que exigen un servicio de calidad con unidades en buen estado y a buen precio la tarifa.

Como dirigente de la Federación Estatal de Sindicatos de Trabajadores del Autotransporte, de la auténtica CROC (no la espuria) sostengo una posición en torno a este problema que por años ha enfrentado el Monterrey metropolitano.

No salgo en defensa de los transportistas privados, ellos se defienden, habló por lo que vivo en el transporte de permisionarios, los gremios diversos, en este caso, los croquistas.

Se que habrá de inmediato críticas y hasta ofensas de usuarios (y de quienes nunca han viajado en camión urbano) y me pongo en los zapatos de quienes viajan a diario en las rutas camioneras, porque yo también viajé en ellas y hasta conduje unidades como lo hicieron mi padre Agustín y mi hermano Ramón, también sindicalistas del ramo.

Bienvenidas las rutas del gobierno estatal, que bueno que se convierta en operador, el principal, el mayor, dijo el gobernador García, al argumento que es el inicio de la reestructuración del transporte urbano, en lo que también estamos de acuerdo.

Ahora, el gobernador y los “expertos” de Movilidad por fin sabrán los problemas al que nos enfrentamos los permisionarios.

Vialidades estrechas, en mal estado, calles en colonias sin pavimentar, inseguridad, asaltos, destrucción de unidades por vándalos. Una infraestructura que deteriora las unidades, mientras la inflación, el alza en las gasolinas, en el diésel, las refacciones, los salarios, y la negativa a un incremento de tarifas de al menos un peso o 1.50 como hemos propuesto por años, no impide renovar el parque vehicular.

Qué bueno que el Estado dice asumir el control total, que será el mayor prestador de servicio. Qué bueno que los costos de operación no le afectarán pues el dinero del pueblo asumirá los mismos, y lo principal “NO AUMENTARA TARIFAS”.

Pronto se darán cuenta que la falta de infraestructura y la inseguridad entre otros problemas dificulta la ansiada reestructuración.

Confío en que pronto, todos, permisionarios, concesionarios, Estado y usuarios unamos fuerzas para un servicio de calidad.

Recibo sus comentarios con gusto, analicemos la realidad, escucho propuestas de solución.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.