jue. Abr 18th, 2024

El tenista español Rafael Nadal se coronó por cuarta vez en el Abierto de Estados Unidos, al superar en un histórico partido al ruso Daniil Medvedev, quien dio una gran batalla para sucumbir por tres sets a dos, en cuatro horas y 51 minutos de intenso juego.

Los parciales fueron por 7-5, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-4 en la cancha del Estadio Arthur Ashe, en el segundo partido de final más largo de la historia del torneo. El más extenso fue el de cuatro horas y 54 minutos que ganó el sueco Mats Wilander al checo Ivan Lendl en 1987.

Parejo resultó el primer set del Nadal-Medvedev, con rompimiento de servicios en el tercer punto, para el español, y en el cuarto, para el ruso, para irse unidad por unidad defendida, hasta que en el décimo segundo “game”, Nadal pudo hacer el quiebre para el 7-5, en una hora y dos minutos de acción.

La segunda manga comenzó con amenaza de rompimiento de servicio del ruso sobre el español, pero defendieron con ahínco cada punto, incluso Medvedev se sobrepuso a una desventaja de 0-40 en el cuarto juego, pero también ya era obvia la superioridad del ibérico.

Nadal pudo hacer el quiebre en el sexto punto y con ligera solvencia llegó a la victoria parcial por 6-3 en 48 minutos de acción, tiempo que plasmó la tendencia del encuentro.

Aunque el mallorquín se vio ligeramente más eficiente en sus jugadas, el tercer set resultó muy peleado, con rompimiento de servicio del ruso en el quinto juego y del español en el sexto, lo que manifiesta la igualdad de ambiciones.

Una deficiencia física se observó en Medvedev, al jalar aire por la boca y aún así, tuvo la sapiencia para elegir golpes y colocación para arrancar el coro del público de “¡Medvedev, Medvedev!”.

Y el ruso brilló con jugadas espectaculares para romper el servicio, con un 40-15, al favorito Nadal, y ganar esta tercera manga por 7-5, en 63 minutos.

De ahí al cuarto set y el cansancio de manifiesto en ambos, al plasmarse en jugadas simples convertidas en errores en los primeros dos puntos.

Sin embargo, luego ambos corrigieron y prueba de ello fue un revés a dos manos del ruso, al primer saque del español, que encajó en la esquina izquierda del fondo para quebrar el servicio y ganar por 6-4, en 52 minutos.

Pareció que el número cinco del mundo recuperaba sus fuerzas ante un Nadal apegado a su sistema de juego, de buen golpeo, técnica y colocación y por eso, en una devolución corta del ruso, hizo una volea a revés a dos manos y cruzada para romper el servicio y ponerse 3-2.

Después, Medvedev se descompuso y con una devolución que salió por la línea de fondo perdió el servicio y el manacorí se encaminó a ganar con su servicio.

No obstante, perdió el punto por una doble falta, para ponerle drama al desenlace, luego que en el servicio del ruso y con un 40-30 para punto, set y partido, Medvedev respondió con una volea cruzada.

Luego Nadal se puso en ventaja para triunfar, la cual desaprovechó otra vez al dejar la bola en la red y el ruso mantuvo el saque para un 4-5, con el español, a continuación, al servicio.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *