vie. Abr 19th, 2024

Por Salvador Hernández LANDEROS
Una cosa es una cosa y otra es otra, y la que de ahí sigue, es una “chin&#%?”
Así es, o ¿estoy equivocado?
Una cosa fue que José Rodolfo Gerardo Fernández Noroña viniera e hiciera
“cera y pabilo” a las diputadas que lo declararon persona “non grata” en NL.
Otra cosa fue que lo hiciera frente a los diputados del PT, Asael Sepúlveda y
Zeferino Juárez Mata, así como de Marco Antonio “El Pollo” González.
Gustosos se veían en la televisión. No han de ser de NL. ¿O están de acuerdo
con los “jóvenes valientes” que asesinaron a Don Eugenio Garza Sada?
Allá ellos y que la sociedad, a su tiempo, los juzgue. Ahí brincaron de una cosa
a otra y la que sigue. No metieron las manos por sus compañeras diputadas.
Pero si Noroña hizo lo suyo, Manuel González Flores, también los puso como
“palo de gallinero”, solo faltó que se “Anoroñara” y exigiera disculpas.
En su comparecencia ante la Comisión Anticorrupción, “invitó al Congreso a
reflexionar y no dejarse engañar por los organismos electorales que no son
nada confiables” (sic)
También les dijo a los diputados que “ellos quebrantaban la Ley”. Igualmente
dijo “Mi voz será más escuchada de lo que ustedes se pudieran imaginar” (sic)
Dónde de plano se la “bañó”, que está para decirle, “no manches Manuel”, fue
al decir: “Nuestra dignidad está intacta” y “No seremos botín político de los
legisladores” (sic)
No se midió Manuel en llevar a un séquito de colaboradores, mismos que en “la
presidencial” le acompañaban a la “Casa Bronca” de Padre Mier y Rayón.
Y de seguro Manuel se confundió. Dijo “botín” político, en lugar de “lastre”
que es lo más apropiado.
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *