mié. Jun 12th, 2024

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, en conjunto con Zihuame Mochilla A.C. y Zihuakali, Casa de las Mujeres Indígenas, exhorta a las empleadoras y empleadores, a garantizar, durante esta contingencia, el salario para sus trabajadoras y trabajadores del hogar, a no exponerles a situaciones de riesgo de contagio del COVID-19, así como adoptar las medidas de prevención necesarias sin violentar sus derechos humanos.

Lo anterior, tras conocer, a través de los medios de comunicación, que personas trabajadoras del hogar fueron enviadas a su casas, sin goce de sueldo, durante la contingencia del COVID-19.

El Estado mexicano tiene un compromiso con las trabajadoras y los trabajadores del hogar frente a la comunidad internacional, al haber ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que señala que toda persona trabajadora del hogar tiene derecho a un entorno de trabajo seguro y saludable, debiendo asegurarse su seguridad y su salud. Este tratado internacional establece que deben recibir protección efectiva contra toda forma de abuso y que las personas trabajadoras que residan en el hogar no están obligadas a permanecer en el mismo durante los períodos de descansos diarios y semanales o durante las vacaciones anuales.

Asimismo, en concordancia con el referido instrumento jurídico, se exhorta a cumplir el derecho a la seguridad social de las personas trabajadoras del hogar, mediante su incorporación al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *