lun. Feb 26th, 2024

Monterrey – En septiembre del 2019 la policía estatal sometió al parecer sin motivo alguno a cinco indígenas Potosinos, hirió a tres y mató a dos; hoy la defensa de las familias asegura que Derechos Humanos abandonó el caso y la institución afirma que en esta semana concluye la recomendación. 

Leopoldo Martínez Delgado, abogado de la familia afectada dice que en diciembre pasado la institución  contaba con todos los elementos para resolver la queja por graves violaciones a los derechos humanos, pero con el cambio de titular de la misma no se atiende el caso ni quiere reunirse con las personas. 

“Tal parece que decidieron abandonar sus obligaciones y gestionar el caso sin ver por la protección y garantía de los derechos de las víctimas”, acusa.

Luego de la declaración del abogado, la CEDHNL, cuya presidenta es Olga Susana Méndez Arellano, rechaza una falta de atención y establece que “actualmente la integración del expediente se encuentra en su última etapa, esperamos que esta semana quede lista la recomendación y, así, poder agendar una reunión con los familiares de las víctimas”.  

 La titular del organismo mencionó que desde su llegada a la institución han estado en comunicación directa con los abogados de las familias afectadas, y con la asociación Zihuame Mochilla, a través de la Segunda Visitaduría.  

“El último contacto establecido que tuvimos fue el 23 de marzo pasado”, indicó la ombudsperson.  

Añadió,  que en semanas anteriores han sostenido reuniones con el Secretario de Seguridad del Estado, Aldo Fasci Zuazua, y con la titular de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, Cinthia Lucía Marín Montoya, para tratar los temas relacionados a las quejas que acumula la corporación.

Los hechos se registraron el 26 de septiembre del 2020 cuando los potosinos llegaron a Monterrey en busca de trabajo tras la situación agravada por la pandemia en su tierra Aquismón. 

En una quinta al sur de Monterrey les dejaron cuidarla y dormir y ese día ingerían bebidas alcohólicas cuando los policías de Fuerza Civil llegaron para registrarlos lo que ocasionó un forcejeo. 

La Fiscalía de Justicia  ordenó que los oficiales continúen bajo prisión preventiva en un reclusorio estatal, los que han sido identificados como 

Isaí, de 29 años, y César, de 42, fueron vinculados a proceso por el delito de abuso de autoridad.

Además, Isaí también quedó vinculado por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa. A César también se le acusó de equiparable a falsedad de declaraciones dadas a una autoridad y encubrimiento.

Se estableció que Isaí accionó su arma y causó la muerte de Claudio Francisco Martínez, de 41 años y Gregorio Santiago Margarito, de 20.

Además resultaron lesionados Felipe Martínez Martínez, Venancio Santiago Margarito y Jaime Santiago Margarito.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *