sáb. Feb 24th, 2024

En muy graves problemas está metido el boxeador puertorriqueño Félix “Diamante” Verdejo, quien se entregó a las autoridades de su país, luego de que presuntamente secuestró y asesinó a su amante embarazada, Keishla Marle Rodríguez Ortiz de 27 años, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en una laguna de la capital boricua, y en caso de ser culpable podría ser condenado a la pena de muerte.

Verdejo, peleador de Top Rank que dirige Bob Arum se encuentra acusado de robo de auto, secuestro, que posteriormente condujo a la muerte de una mujer con la que sostenía una relación extramarital y que además estaba embarazada del púgil, el cual se encuentra bajo arresto, sin derecho a libertad bajo fianza e incluso podría alcanzar la máxima pena.

El cadáver de Rodríguez Ortiz fue hallado en la laguna San José en San Juan, Puerto Rico y según la investigación del Buró Federal de Investigación (FBI), un testigo no identificado indicó que el martes 27 de abril, Verdejo “lo contactó” para solicitarle ayuda para “terminar” con el embarazo de Rodríguez Ortiz.

La mujer asesinada, mantenía una relación de 11 años con Verdejo por lo que reveló la propia familia de la víctima, pese a que el peleador está casado con Eliz Marie Santiago Sierra, quien también fue interrogada por la policía para esclarecer el caso.

Según el testimonio, el 29 de abril, el boxeador contactó a la víctima y quedó de verla cerca de su casa, Verdejo acompañado del testigo acudieron en una camioneta negra Dodge Durango, vehículo que fue incautado por las autoridades, tras ser captado en la escena del crimen.

De acuerdo al informe del FBI, la víctima llegó a la reunión en otro automóvil  Kia Forte color gris y abordó al coche de Verdejo, ambos tuvieron una discusión que derivó en golpes del boxeador a la mujer, posteriormente la drogó, ayudado por el testigo la ató con un cable a un pesado bloque y la lanzaron a la laguna desde el puente Teodoro Moscoso, aunque antes de arrojarla, Verdejo le disparó en la cabeza con una pistola.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *