lun. Feb 26th, 2024

Por Salvador Hernández LANDEROS

El contradictorio jovenazo Samuel García Sepúlveda insistió en usar la “vieja” para que le acarreara votos necesarios para llegar a gobernador.

Al inicio de la campaña la “vieja” le dio algunas simpatías, pero conforme se avanza a la final se aclara que la “vieja”, lo puso hasta los cuernos.

A 20 días de acabar con las campañas, nos damos cuenta que fue la misma “vieja” quien hizo que, hasta las encuestas de El Norte, le favorecieran.

El colmo de los colmos es que, en este Día de Las Madres, otra “vieja” reclama para ella las preferencias de esa “vieja” que ya es de Samuel.

Total, como la expresión del viejo Diego Fernández. El “viejerío” se alboroto, conste, sin referirnos u ofender a las mujeres que merecen todo respeto

Para que nos comprendan, a la “vieja” que nos referimos, es a esa política rastrera que Samuel señala. “La vieja política va pá fuera”.

Samuel y sus publicistas han omitido que el dueño de Movimiento Ciudadano es Dante Delgado, un viejo priista muy correteado ligado a Carlos Salinas.

Dante Delgado, también está ligado desde pasadas elecciones a Andrés Manuel López Obrador, quien en las bolsas traía a Clara Luz y a Samuel.

“La vieja política va pá fuera”, que pregona Samuel sigue viva y coleando. Política rastrera, perversa que sabe torcer hasta medios de comunicación.

La vieja política no va pá fuera. Nunca a estado fuera. Tan es así que ahora Clara Luz, parte de esa “vieja”, reclama ser la candidata del presidente

Tal pareciera que en ese reclamo no hay más que dos sopas: Que ella cavó ya su tumba, o bien, que anunciaría el proceso de declinación en el norte.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *