lun. May 20th, 2024

Luz María Ortiz Quintos

Recordemos que en esta elección la conservación de derechos y libertades que gozamos actualmente, está en juego; como por ejemplo: la liberta de expresión, la libertad de empresa, la libertad de religión, la libertad de las instituciones y la separación de los poderes y el respeto de autonomía de los mismos en nuestro querido México! ¿Queremos seguir mejorando la calidad de vida?, ¿la generación de empleos, el emprendedurismo, la educación orientada hacia el pensamiento crítico? Nos conviene hacer un análisis muy objetivo de cuál de los candidatos nos puede llegar a garantizar esas libertades.
Si bien las opciones a la figura presidencial no son las ideales, tenemos a las que nos pusieron los partidos para elegir, el candidato que asegure “el mal menor” será la mejor opción. Este es el resultado de la falta de ciudadanos comprometidos, con experiencia, con valores morales, con patriotismo, que no se interesan en participar en la función pública, y por eso se dice; “el pueblo tiene el gobierno que se merece” …
Los conservadores queremos seguir teniendo una sociedad que se mantenga con los verdaderos derechos humanos, como son: el respeto a la Vida desde la concepción hasta la muerte natural. Evitar leyes que quieran cambiar la constitución para dar mayor libertinaje, no libertad. Si la ley ya protege a la mujer que, por enfermedad, por violación puede pedir que se le permita abortar, (que este es otro sub tema moral…nadie puede obligar a una mujer violentada sexualmente y que resulte embarazada a mantener ese bebe en desarrollo, pero si le puede ofrecer muchas alternativas para dejarlo vivir, acompañarla con todo el apoyo psicológico, médico y económico.) Y lamentablemente no veo a ningún candidato en la defensa de este tema… El aborto como método anticonceptivo es un asesinato, así como la anticipación de la muerte de los adultos mayores, la eutanasia y no solo de adultos mayores; como el caso de Zoraya Ter Beek, una joven de 28 años de Países Bajos con depresión que ha avivado el debate de la eutanasia. Ella ha decidido someterse a la muerte asistida pese a no tener ninguna enfermedad terminal.
Esto es un ejemplo de hasta dónde podemos llegar, si por apatía, falta de unidad y compromiso, por el qué dirán, por no vernos mal, por qué todo esta cambiado…los ciudadanos dejamos que sigan avanzando personas en el poder que de manera exprés van en esta carrera de cambio de leyes, que están permitiendo y promoviendo los anti derechos humanos a nivel internacional. Y las vidas humanas son sacrificadas como moneda de cambio, la implementación de políticas públicas que promueven “el sexo seguro”. La persona que defendiera el primer derecho humano, sería la que defendería verdaderamente los demás derechos. Ese sería el mejor candidato o candidata a ser Presidente.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *