lun. May 20th, 2024

Luz María Ortiz Quintos
El pasado viernes 26 del presente mes, se llevó a cabo el II Encuentro de Mujeres Tejiendo Redes de la Pastoral de la Mujer de la Arquidiócesis de Monterrey, en las instalaciones de la Prepa UDEM en el municipio de San Pedro.
Un encuentro en el que mujeres Líderes de diferentes Apostolados y Asociaciones participamos en mesas de diálogo, en donde nos expresamos y escuchamos para conocernos y de esta manera tejer redes, a través de las cuales cualquier mujer que necesite apoyo sea creyente, o no, o que simplemente piense diferente que nosotras en algunos temas, la veamos como una persona con dignidad, teniendo claro que en esta Pastoral de la Mujer la recibiremos, brindando el apoyo que requiera para fortalecerla, ayudarla, acompañarla y de esta manera tener como resultado la construcción de una comunidad fraterna.
El encuentro dio inicio con el mensaje del Señor Arzobispo Mons. Rogelio Cabrera, y el saludo del Rector de la Udem Mario Paéz. También se encontraban Monseñor Juan Carlos Arq, Monseñor Juan Armando Pérez Talamantes, y la Vicerrectora de la Udem Isabela Navarro. Dentro de su mensaje el Arzobispo mencionó:
“El hilo es débil, pero unido a una red se hace fuerte, hay que escuchar, no suponer; solo escuchar, las mujeres no pueden ignorar las necesidades de otras mujeres, hay que trabajar para tejer redes y remedar con hilos de Amor.
Dentro del programa se nos motivó a reflexionar, sobre ¿quiénes somos?, ¿quienes queremos ser? y ¿que queremos lograr?
Sin una buena reflexión personal no hay una buena acción, una reflexión profunda que nos permita, llegar a una reflexión comunitaria donde compartimos nuestro modo de vida desde nuestra experiencia de Fe, nuestros sufrimientos, pero también las luces que nos va dando el Espíritu Santo, ya que así se construye la iglesia con piedras vivas, que somos las personas.
Nos presentaron 5 estrategias para formar los equipos de trabajo, e intercambiar ideas y experiencias para construir finalmente las redes de mujeres. La Pastoral de la Mujer nos permite fortalecer y reconocer el valor, la dignidad y la importante tarea que realiza la Mujer en la familia, en el trabajo, en el estudio y en la comunidad.
Fue un encuentro muy cálido dentro del cual nos atendieron con mucha alegría, apertura a nuestras voces y lleno de entusiasmo tanto de las organizadoras, mujeres servidoras y las más de 100 mujeres que asistimos al Encuentro.
Es de esta manera en la que podemos demostrar que Mujeres si queremos, podemos ayudar a otras Mujeres, no precisamente a las que tenemos en nuestro círculo más cercano, aquí el reto es llegar a más Mujeres, que sientan que no están solas y que hay muchos grupos apostólicos y laicos que manejamos las Mujeres, en los que podrán encontrar un lugar para ellas, un espacio en donde se identifiquen y tengan un sentido de pertenencia.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *