vie. May 24th, 2024


Raúl Guajardo Cantú
Nuevo León es una entidad que busca el desarrollo en todas las áreas, lo lleva por así decirlo, en su ADN. Está en su escudo donde se puede leer Semper Ascendens, por más que recientemente se hizo aparecer otro sin ese lema, el cual significa la búsqueda de la grandeza, del desarrollo por parte de los nuevoleoneses.
Pero el desarrollo social y económico difícilmente puede alcanzarse en medio de la inseguridad, por eso resulta preocupante el hecho de que se estén presentando en nuestro estado tantos delitos de alto impacto, como es el caso de los homicidios ligados de una u otra forma al crimen organizado.
Son 450 los homicidios dolosos en ligados al crimen organizado, los que se contabilizan durante los primeros cuatro meses del año. El último día de abril, como para despedir por todo lo alto el mes, se sumaron12 asesinatos a las cifras oficiales, lo que nos ubicó como el estado con más homicidios ese día en todo el país, una deshonrosa clasificación que se presenta por octava ocasión en lo que va de 2024.
No es la primera vez que los índices de este tipo de delitos de alto impacto se disparan, ya lo hicieron durante el sexenio de Rodrigo Medina, quien con todo lo cuestionado que fue su sexenio, logró abatir los índices delictivos.
No fue una labor de un héroe solitario, sino un trabajo conjunto de la sociedad toda, que colaboró con las autoridades para que en Nuevo León se pudiera vivir en paz y con tranquilidad, de ahí data la creación de Fuerza Civil, institución que en su momento fue pionera y garantía de eficiencia.
Algo está sucediendo, quizá un cambio en las condiciones en que se desarrollan las actividades del crimen organizado que impactan a Nuevo León, no lo sabemos, pero quizá las autoridades en lugar de darnos explicaciones, algunas de ellas verdaderas perogrulladas, deberían abocarse a buscar y aplicar las mejores prácticas policiales de nivel nacional e internacional.
Nuevo León es tierra de trabajo, de paz y así queremos seguir, por ello solicitamos a las autoridades correspondientes que pongan manos a la obra para acabar con esta racha de inseguridad y delitos que, independientemente de todo, generan un clima de zozobra poco propicio para el desarrollo económico.
El gobernador ha hecho de este desarrollo una de sus banderas de trabajo, se agradece, pero también agradeceríamos una mayor eficacia en el combate a la inseguridad en todos sus rubros.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *