lun. Jun 17th, 2024

Raúl Guajardo Cantú

Las campañas electorales quedaron atrás, las pugnas entre los partidos también deberían quedar en el pasado y quienes ganaron las elecciones deberán ponerse a trabajar para lograr el bienestar de los nuevoleoneses.

El Congreso local, sea cual sea su composición, deberá constituirse en un contrapeso del Poder Ejecutivo estatal y hacer lo que deba para que este rinda cuentas y realice el trabajo que debe realizar.

Por su parte, los alcaldes recientemente electos tendrán en sus manos la oportunidad de servir adecuadamente a los ciudadanos y con ello ganarse la oportunidad de servir en el mismo puesto no solo tres, sino seis años y ello solo realizando correctamente su trabajo.

Habrá seguramente quienes, en caso de realizar de forma excelente su labor, serán catapultados por los propios ciudadanos hacia puestos de mayor responsabilidad, pero, insistimos, solo en la medida en que su trabajo alcance niveles de excelencia.

Hoy, los nuevoleoneses exigimos de las autoridades electas que realicen su trabajo pensando en el bienestar de nosotros, los ciudadanos que los llevamos a donde se encuentran, algo que en ocasiones los propios políticos olvidan y acaban por considerar que llegaron porque se lo propusieron.

Estamos convencidos de que en la medida en que cada uno de quienes alcanzaron un puesto de elección popular gracias al voto de los ciudadanos, podrá refrendarlo en aquellos cargos que así lo permitan, en la medida en que cumpla con las expectativas de los ciudadanos.

En caso contrario, por más mercadotecnia que se contrate, seguramente no le alcanzará ni para repetir en el puesto, mucho menos para ser catapultado hacia otro de más responsabilidad.

Recordemos que los políticos que alcanzan puestos de elección popular solo son representantes de los ciudadanos que votaron, ya sea por ellos o en contra de ellos, de eso se trata la democracia representativa, de que quien gana representa a todos por igual.

Durante los años recientes hemos sido testigos de una serie de confrontaciones de políticos de diferentes signos y colores, algunos de los efectos de esas confrontaciones son los que se presentan en los resultados electorales que hoy algunos de los actores políticos de Nuevo León obtuvieron. Independientemente de ello, la realidad es que en algunos servicios públicos los nuevoleoneses hemos recibido menos de lo que estamos acostumbrados a tener.

Precisamente esos pobres resultados en áreas como abasto de agua, movilidad, seguridad, si bien no son responsabilidad única de los actuales gobernantes, lo menos que podemos esperar es que, aunque sean pocos, deberían existir avances. Esos avances quizá hayan sido menores precisamente a que en lugar de enfocarse a resolver las problemáticas estatales y municipales, muchos de los políticos se dedicaron a la confrontación.

Es momento de dejar todo ello atrás y buscar el bien de Nuevo León y su gente: NOSOTROS.

De no hacerlo, nos veremos en las urnas en las próximas elecciones.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *