mié. May 22nd, 2024

Por Salvador Hernández LANDEROS

El Secretario de Seguridad Pública del Estado, Aldo Fasci Zuazua, dijo que la inseguridad en Nuevo León continuaría unos dos años más, es decir, 24 meses que suman 730 días.

Aldo no aclaró en qué se basó para determinar ese lapso de tiempo. No explicó qué instrumentos de medición utilizó ni que estadísticas consultó, para nomas así, fijar ese plazo.

No es la primera vez que Aldo declara una barbaridad de ese tamaño, pero él no tiene la culpa, al él lo contrató “El Bronco” para una doble función. Administrar y ser vocero en esa área.

El, Fasci Zuazua, ya fijó su plazo y hay que tomarle su palabra. Exigirle que cumpla con lo que dijo y si en dos años regresa la tranquilidad, lo propondremos como Gobernador.

Ya van tres días de qué, en la reunión mañanera del Consejo Metropolitano de Seguridad, fijó los 370 días.

La cuenta regresiva ya está caminando y SOLO faltan 727 días.

No pidamos milagros a quien no es santo. Tampoco pidamos seguridad a quien no es policía. Vamos a apoyarlo para que coordine la seguridad pública con inteligencia. La responsabilidad en sí, no toda es de Aldo Fasci.

Están los jefes policiales del Área Metropolitana, pero un grave problemas es que no llegan ni a tres que sí son policías. Ofenden a las instituciones policiacas esos Secretarios de Seguridad que, muy prestos para la foto o las cámaras televisivas, se ponen el uniforme y con grados por todos lados.

Los ciudadanos debemos entender que los policías no generan la inseguridad. Claro, a río revuelto ganancia de pescadores. Es cuando se pierde la pertenencia y el honor policial.


La inseguridad la ocasionamos los mismos ciudadanos, no los policías. Muy sencillo. En un clásico de futbol quienes alborotan y casi se matan son los aficionados, no los policías. Hagamos nuestra parte.

Un ejemplo. Si conducimos con cultura vial, respetamos la velocidad, los semáforos y señalamientos, para nada necesitamos a un tránsito mordelón. No ando fácil, pero así es.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *