vie. Feb 23rd, 2024
  • Con el objetivo de conocer las leyes y reglamentos de tránsito  y ofrecer un servicio eficiente

Choferes del transporte urbano y de taxi de la Federación Estatal de Sindicatos de Trabajadores del Autotransporte (FESTA) de la CROC, buscan que el usuario y los ciudadanos en general les otorguen la confianza total en lo referente a la operación de sus respectivos vehículos, por lo que iniciaron un curso de capacitación en educación vial con instructores certificados de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey.

En una primera etapa el curso fue tomado por choferes de la Ruta urbana 314 y el cual fue impartido por el Capitán José Cárdenas y Ana Elisa Tovar Morín, del Departamento de Cultura Vial de la dependencia regiomontana, y se enmarca en el programa integral de capacitación y seguridad organizado por la FROC neolonesa que encabeza Alberto Serna de León en la entidad, así como Osvaldo Serna Servín, dirigente  del autotransporte croquista en sinergia con Seguridad Pública y Vialidad del municipio de Monterrey.

Osvaldo Serna informó que en una primera etapa el curso es para  mil 600 operadores de transporte urbano y taxistas, pero se realizará dos veces al año y en él deberán entrar todos los afiliados a la central obrera para reforzar sus conocimientos y ofrecer un óptimo servicio.

En una segunda etapa trabajarán con las rutas camioneras y bases de taxis en la elaboración  de un padrón con fotografía de los operadores del transporte y que se entregará para su validación al Secretaría de Seguridad y Vialidad, Eduardo Sánchez Quiroz.

La idea, dice Serna Servín, es que los usuarios y los ciudadanos en general tengan la confianza de que cuentan con operadores certificados, obedientes y conocedores de la Ley y reglamentos viales, que redunde en un eficiente servicio.

El Capitán José Cárdenas impartió el primer curso en donde se repasaron los reglamentos y se despejaron algunas de las dudas de los operadores y aunque el expositor constató que hay experiencia y conocimiento de los choferes, es necesario refrendar en la práctica los hechos.

En este sentido,  Cárdenas mostró preocupación por el gran  número de accidentes viales que se dan a diario en Monterrey y aún en la zona metropolitana regiomontana y reiteró el llamado a respetar los reglamentos.

El experto habló del riesgo que representa el utilizar los teléfonos celulares al manejar, de conducir con bajo el influjo del alcohol o las drogas y les advirtió de la multa que puede ascender hasta 200 salarios mínimos, es decir unos 16 mil pesos. “Utilizar el celular reduce hasta en un 70 por ciento la visibilidad al conducir, por lo tanto hay más posibilidades del accidente”, expresó.

Sin embargo, tanto Cárdenas como Tovar Morín, establecieron la necesidad de que se adopte una nueva cultura del respeto a los reglamentos y leyes y para ello, imparten estos cursos en escuelas de enseñanza básica para crear conciencia en las nuevas generaciones de conductores.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *