mié. May 22nd, 2024

En lo que fue la presentación de la iniciativa de ley, el legislador Juan Carlos Leal considero que el Síndrome de Down es una situación o circunstancia que ocurre en la especie humana como consecuencia de una particular alteración genética. Esta alteración consiste en que las células del bebe poseen en su núcleo un cromosoma de más.

“Todo ser humano tiene la potencia de desarrollarse a un límite máximo en igualdad de oportunidades en plenitud y el Estado debe de propiciar una cultura de respeto e inclusión de las personas que viven con una condición especial como lo es el Síndrome de Down”.

Explicó que el bebé con síndrome de Down es como cualquier otro único e irrepetible de un valor en sí mismo, fruto del amor de los padres, su condición no es responsabilidad de ningún progenitor o por simplemente es un condición donde el ovulo o el espermatozoide aportan 24 cromosomas en lugar de 23 que unidos a los de otra célula germinal suman 47. Y ese cromosoma extra pertenece la 21 de los cromosomas, de esta manera, el padre o la madre aportan 2 cromosomas 21 que sumados a cromosoma 21 de cónyuge, resultan 3 cromosomas del par 21 por eso también se denomina trisomía 21.

“Algunas características físicas son: disminución del tono muscular, rostro plano, ojos inclinados hacia arriba y orejas mal formadas, capacidad de extender las articulaciones más de lo habitual, gran espacio entre los dedos, lengua y boca de gran tamaño respecto a la boca, también pueden presentarse enfermedades cardiacas, leucemia y otras complicaciones”, dijo el vicepresidente de la mesa directiva del congreso.

Leal resaltó que está plenamente comprobado que los bebes con Síndrome de Down pueden tener unas potencialidades de desarrollo increíbles, siempre que exista una atención y estimulación en la primera infancia, su pleno desarrollo va a depender muy directamente del grado de intervención y atención especializado y constante. 

“Su desarrollo cambia de persona a persona, su desarrollo puede ser algunas veces más lento y otras veces más rápido, incluso existen algunos programas educativos y laborales para que puedan ocupar puestos de trabajo ordinario”.

Juan Carlos Leal comentó que la ONU calcula que la incidencia del Síndrome de Down, a nivel mundial se sitúa entre uno de cada mil y uno de cada mil 100 recién nacidos, a principios del siglo XX, se esperaba que quienes vivieran tuvieran menos de 10 años; ahora cerca del 80% de los adultos con el síndrome superan los 50 años de vida.

El pasado 21 de marzo se conmemoro en el mundo el Día Mundial del Síndrome de Down, la Asamblea General de las Naciones Unidas pretende aumentar la conciencia pública sobre las personas con esta condición y resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *