mar. Abr 23rd, 2024

David Casas

A Seguridad Pública estatal se le olvidó que habían baleado sus policías a una menor de edad y ahora la Fiscalía investiga a cuatro elementos de Fuerza Civil, mientras que el titular de la corporación ofrece disculpas.

La Fiscalía de Justicia  investiga a cuatro policías  de Fuerza Civil, implicados en los hechos en que una menor de 15 años  de edad resultó herida de bala cuando acudieron a detener a personas que se drogaban en el municipio de Guadalupe y que a la corporación de le olvidó el asunto.

Gustavo Adolfo Guerrero, Fiscal estatal reveló  se busca comprobar el intento de los uniformados de destruir y modificar pruebas tras los hechos ocurridos el 10 de marzo pasado.

“Todos esos elementos se están considerando para poder determinar la responsabilidad de los policías. Sí existe, si se demuestra esa falsedad, va a traer las consecuencias correspondientes. No podemos hacer más que lo que establece la ley, y para nosotros como Ministerio Público existe responsabilidad de los policías. Vamos a hacer lo correspondiente ante un juez”.”Todos están en proceso de investigación, son cuatro personas las que se están investigando, y creo que el trabajo que realice el Ministerio Público con los auxiliares de la misma Fiscalía nos va a dar resultados para en un momento dado hacer las imputaciones respectivas ante un juez de control”.

La mejor Paola fue herida de bala en un muslo cuando policías estatales intentaron detener a una persona y fueron rebasados por la gente que se opuso; el caso que  se “olvidó”, según el secretario de Seguridad estatal, Aldo Fasci, quien ahora pide perdón, salió a la luz pública cuando a la madre de la muchacha le cobraban 135 mil pesos en el nosocomio al que fue llevada.

Los hechos sucedieron el pasado 10 de marzo en la colonia Valle Hermoso en el municipio de Guadalupe al poniente de la zona metropolitana de Monterrey cuando la joven se encontraba en una plaza junto con otros vecinos y, de acuerdo con el titular de Seguridad Pública, cuatro elementos estatales detuvieron a jóvenes que se estaban drogando, pero que fueron superados en número por vecinos y familiares que llegaron al sitio.

Tras oponer resistencia, los policías accionaron sus armas, y la menor recibió un disparo en el muslo derecho. El caso se dio a conocer después que la familia denunciara a las autoridades, ya que deben pagar una cuenta de más de 135 mil pesos en el Hospital Universitario por la atención médica.

Ante los hechos, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Nuevo León presentó una queja de oficio para determinar si se violaron los derechos de la menor.

Fasci acepta que el caso, no trascendió porque “hubo otros temas” y se olvidaron del apoyo a la lesionada. “Quiero pedir una disculpa, ¿qué pasó al día siguiente? Pues hubo otros temas y ya no seguimos con la información, pero no hubo ninguna intención”, justificó el jefe policiaco.

Insiste en que el problema con la agresión radicó en que el número de elementos fue rebasado por la población y la falta de aplicación de un protocolo para enfrentar una turba. “No tienen los protocolos para enfrentar turbas donde tienen desventajas, fue un accidente por no seguir protocolos y faltan protocolos”.

Nadie en la dependencia siguió el caso ni hubo contacto con los familiares de la joven, en tanto la familia de la menor recurrió a los medios de comunicación, y ahí se dio la noticia que necesitaban un pago de 135 mil pesos para la atención médica en el Hospital Universitario.

“Se le llevó al hospital y luego ya, se les olvidó, y así no son las cosas, a las víctimas se les debe atender correctamente”,  recalcó Fasci quien explica que el Estado se hizo cargo de los pagos al Hospital y además ofrecieron atención psicológica a la víctima.

“Se saldó ayer o antier, no sé cuándo, cuánto la estaban cobrando, por eso fue el problema, porque la señora dijo nadie me pela y quién me va a apagar la cuenta”, señaló el funcionario al reconocer el olvido hacia la joven.


Reconoció la falta de seguimiento puntual al caso y que desde el día de los hechos hay un elemento suspendido por falsear información, por lo que dijo, tendrá una sanción.

La policía tiene un video en el que se observa que la menor y un amigo huyen del sitio, pero en ningún momento se distingue una agresión de su parte hacia los oficiales.
En tanto, el Fiscal adelanta que hay dos carpetas, una por lesiones, otra por falsedad en declaraciones, y que están en proceso de investigación. La lesionada ya está en su casa, no está en el hospital. Vamos a valorar las consecuencias y estamos trabajando en ello”.

“Se están considerando todos los detalles para poder, cuando sea la imputación correspondiente, tomar todos esos detalles y que no quede una impunidad al respecto”, comentó.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *