vie. Mar 1st, 2024

Por Arturo Ramos Ortiz, crónica.com.mx

“No es sólo un asunto legal, es un asunto político”, fue la sentencia del presidente Andrés Manuel López Obrador luego de que se le pidiera brindar el sustento legal para haber emitido un memorándum en el que ordena dejar sin efecto disposiciones legales vigentes de la reforma educativa promulgada en 2013  (sexenio de Peña Nieto). Y en efecto, argumentó incluso que él tenía un compromiso que cumplir y tenía la intención de dejar claro que no lo dejaría de lado.

“No es ni una iniciativa de ley ni un decreto ni un acuerdo, es un memorándum”, señaló el Presidente sobre su orden del martes a sus secretarios de Estado para dejar sin efecto la reforma educativa y hacer el manejo de plazas magisteriales desde la SHCP y la SEP. Adicionalmente, instruyó a la Secretaría de Gobernación realizar las gestiones para liberar a maestros presos. Estos profesores fueron apresados, bajo diferentes cargos, durante la etapa de protestas contra la reforma educativa. AMLO informó ayer que ya se dio la liberación de algunos.

En la conferencia de prensa, no obstante, el tema que apareció varias vaces fue el del sustento legal del memo, cuestionado por juristas como José Ramón Cossío y Miguel Carbonell. Por supuesto, la oposición también se enfureció por la medida. “Es un memorándum para propósitos internos”, complementó el Presidente sobre su documento.

Un punto crítico es que uno de los efectos de la reforma educativa son los procesos evaluativos, que recaen en el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa, un organismo arutónomo, es decir, sobre el que AMLO no tiene injerencia y que ha preferido guardar silencio en esta crisis.

“Si la comisión encargada de hacer las evaluaciones (a los maestros) convoca a que haya una, ahí se va a ver si se cumple o no se cumple. Ésa es una decisión autónoma”, dijo el Presidente al respecto y no mucho más. El resto de los argumentos, en efecto, fueron más políticos:

“Tengo el derecho de velar porque haya justicia, o sea, para eso estoy”; “las facultades que tengo como jefe del Estado mexicano para garantizar el bienestar, la paz, la tranquilidad del pueblo para que haya justicia, por eso se protesta, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan. Y en la Constitución se establece que debe de haber justicia”.

AMLO se dijo satisfecho del debate abierto en torno a su memo contra la reforma educativa peñista, “hay distintas opiniones, hay debate, ese también es el propósito, que tengamos diálogos circulares. Vamos a que se analice más, se conozca más, se recojan opiniones”.

Señaló que Morena tenía la posibilidad de hacer una reforma sólo a la ley reglamentaria para quitar lo de las evaluaciones punitivas (mayoría simple), pero indicó que el Gobierno de la República quiso dejar en claro que desea una reforma constitucional y “quise que se conociera con mucha claridad nuestra postura, porque no es sólo un asunto jurídico, es un asunto político”.

“Se dañó mucho a la sociedad, se dañó mucho al magisterio con la mal llamada reforma educativa, y quise mandar un mensaje claro para que se conociera nuestra postura, porque luego se distorsionan las cosas”, concluyó en torno al tema en su clásica conferencia mañanera en Palacio Nacional.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *