vie. Abr 19th, 2024

Pedro García

Monterrey, N. L- Incansables, los vecinos de la colonia Obrerista cumplieron 77 años quemando a los Judas, es decir, a los gobernantes y a sus acciones impopulares. Este Sábado de Gloria, clamaron un ¡ya basta! a la carestía, al tarifazo del transporte y a la corrupción y quemaron a El Bronco.

El pueblo-pueblo no repara en descalificar el pretendido “tarifazo” de El Bronco caracterizado en un judas traidor en donde el reconocido caricaturista Amura dibujó un perfil del gobernante con un semblante taciturno, como quien no mata una mosca.

También perfiló un gachupín voraz, simbolizando a Gas Natural que hace cobros, al tanteo, aunque a su favor y en perjuicio de la economía de las familias de los trabajadores.

Entrevistado, Francisco Haros, presidente del Club Social y Deportivo Obrerista expresó que, en los 77 años de la quema de los Judas, al pueblo nunca le han faltado motivos para reclamar a los gobernantes.

Este año, agregó, la gente pidió caracterizar en un Judas al gobernador El Bronco por su insistencia en traicionar al pueblo con un tarifazo, lo mismo que a la empresa privada Gas Natural.

Punto aparte es la demanda contra la corrupción de los gobiernos, dijo el señor Francisco Haros al explicar que los vecinos están hartos de tanta corrupción gubernamental y apoyan la lucha emprendida por el presidente López Obrador para desterrar las tranzas.

En los medios no se publica nada sobre la corrupción pero, abajo, el pueblo está de acuerdo y respalda al presidente de la República en su combate contra los corruptos, precisó el señor Haros.

Para júbilo de los vecinos y turistas, los Judas estallaron este Sábado de Gloria en la colonia Obrerista en sus conocidos barrios de Progreso donde además hubo convivencia deportiva y rompimiento de piñatas con entrega de regalos a niñas y niños.

A lo largo de todos esos años han pasado por la quema presidente, gobernadores, alcaldes, diputados, partidos políticos, corrupción, carestía y empresarios entre otros.

La Obrerista se localiza apenas unas calles al norte del llamado primer cuadro (centro) de Monterrey.

La celebración concluye con una pequeña guerrilla entre los vecinos que lanzan huevos con harina.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *