jue. Jun 13th, 2024

Por Salvador Hernández LANDEROS
Por más vueltas y vueltas que le doy, no hallo un calificativo adecuado para
ubicar a la vieja cúpula panista.
En otros medios les echarán porras por reunirse con integrantes de la neocúpula,
pero allá ellos. En lo personal es vergonzoso.
¿Qué les pasa? Que pasa por el cerebro de Fernando Canales, José Luis “El
Coco” Coindreau y de la señora Kana Fernández.
Según reportes, se reunieron con Salgado, Guerra, Fuentes y Gracia, para tratar
temas con miras a la elección del 2021. Como broma, fue de muy mal gusto.
No se trata de ser elitista. Tampoco de involucrar los pañales de seda. Pero hay
niveles y, sobre todo, principios y valores.
En política hay de todo. Pero Canales, Coindreau y la señora Kana, se cuecen
aparte. En el Partido Acción Nacional hay un antes y un después.
Como oposición, estos tres personajes, junto con otros también distinguidos
militantes, le dieron prestigio al PAN de antes.
Fueron 20 años que le dieron lustre al PAN. Baste recordar qué en 1976, el
sistema político le arrebató la elección a Pablo Emilio Madero.
Fueron 20 años de digna lucha política para acceder a la gubernatura en 1997.
Fernando, Coindreau y Kana fueron los artífices de la victoria.
Colgados de ese lustre aparecieron los Regil, Felipito, Maderito, Larrazabal,
Salgado, Domínguez, Arellanes y otros que acabaron con el prestigio.
Es extraño qué se les olvide que el “agua y el aceite” no se revuelven. Su agua
es limpia y cristalina. El aceite de los otros, está muy quemado.
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *