vie. Jul 19th, 2024

El pleno de la Cámara de Diputados le dio al presidente Andrés Manuel López Obrador su Banco del Bienestar, institución en la que se depositarán los recursos destinados a beneficiarios de los programas sociales del gobierno de la IV Transformación. Para dispersar los recursos, podrá apoyarse en otras instancias financieras e implementar nuevas herramientas tecnológicas.

Con 268 a favor, 48 en contra y 11 abstenciones se dio paso a la transformación del Banco Nacional el Banco Nacional de Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) por el Banco del Bienestar, minuta que fue enviada por la Cámara de Senadores el pasado 30 de abril.

El dictamen tuvo la inconformidad tardía de los legisladores del PAN, PRD y de algunos de Movimiento Ciudadano (MC). En comisiones, los opositores sólo se abstuvieron de votar; hasta el Pleno llegaron los reclamos.

La panista Patricia Terrazas Baca dijo, como parte de sus argumentos en contra de la minuta, que “el Banco del Bienestar es la conformación de una banca reguladora de clientelas políticas instrumentada desde el propio gobierno con el argumento de dar una base bancaria a los programas sociales”.

La intención, dijo, del Banco del Bienestar es generar una red clientelar para los procesos electorales locales y a nivel federal.

“Esto que nos presentan hoy, este dictamen, no debiera llamarse la Banca de Bienestar, debiera llamarse la nueva banca nacional para la compra de conciencias, la banca nacional para la compra de votos. Eso es lo único que pretenden hacer”, consideró Terrazas Baca.

En contra también estuvo el perredista Antonio Ortega Martínez, quien alertó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador construye una estructura financiera para operar los 50 mil millones de pesos anuales destinados a programas de combate a la pobreza, con propósitos político-electorales hacia 2021.

“Las viejas prácticas clientelares que tanto daño hicieron a la democracia, las del PRI, las del PAN y las del PRD se quedan chiquitas ante la deformación y ante la ambición de poder y el respaldo en una institución y una organización como la que se quiere montar”, expuso el legislador del Sol Azteca.

La diputada emecista Lourdes Celenia Contreras advirtió que el abuso a la centralización del poder puede llevar al fracaso.

“Los discursos amorosos no contribuyen al desarrollo del país. Está bien que se busquen aumentar las sucursales bancarias, sin embargo, habrá un gasto presupuestario”, indicó.

Pese a los posicionamientos en contra, el dictamen fue aprobado en lo general y en lo particular, las reservas presentadas con 267 votos a favor, 65 en contra y 10 abstenciones.

Ahora, el Banco del Bienestar te fomentará el uso de productos y servicios financieros adoptando nuevos modelos de negocio y tecnologías financieras, de tal manera que se dispersarán los recursos destinados a subsidios y programas sociales sujetos a reglas de operación, como Jóvenes Escribiendo el Futuro. Sembrando Vida, Programa Nacional de Reconstrucción, Desarrollo Urbano y Vivienda, Tandas para el Bienestar, entre otros más.

“Esta reforma está alineada con estos objetivos y programas, a fin de lograr una verdadera Banca de Desarrollo, permitiendo a diversos sectores de la sociedad, adquirir los apoyos necesarios para elevar su de­sarrollo social y económico”, argumentó el morenista Marco Antonio Andrade Zavala.

En el documento que crea el Bienestar, en su artículo VII, se establece también que éste propiciará acciones conjuntas de financiamiento y modelos novedosos en términos de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera y asistencia con otras instituciones de crédito, fondos de fomento, fideicomisos, organizaciones auxiliares de crédito con los sectores indígena, social y privado, así como con los integrantes del sector. Además, la institución administrará los fondos de protección que garanticen financiamientos con objeto de suministrar liquidez a las entidades de ahorro y crédito, lo que deberá ser difundido con propaganda y publicidad. Deberá ser fiduciaria en fideicomisos emisores de certificados bursátiles en los términos de las disposiciones de la Ley del Mercado de Valores.

Las reformas también facultan al Banco del Bienestar a suscribir convenios de coordinación en apego a la normatividad aplicable para incluir servicios financieros de los programas y productos diseñados por la institución.

Así, el Banco del Bienestar podría estar funcionando como opera actualmente Banco Azteca.

Cabe recordar que el Presidente de México reiteradamente dice que la IV-T  pretende atacar las desigualdades sectoriales y regionales como las que existen entre el campo y la ciudad; entre las micro, pequeñas y medianas empresas, así como entre el norte y sur del país.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *