vie. Feb 23rd, 2024

por Alejandro Madrid Morales  

*Un penal en tiempos extras convertido en gol por Raúl Jiménez definió el juego a favor del tricolor, que es el primer finalista de la Copa Oro.

Sorpresivamente Uriel Antuna inició en la banca, pero su ingreso revolucionó al equipo.

Con muchos apuros, la Selección Mexicana tuvo que recurrir a un penalti en tiempo extra, para ganar el partido semifinal de la

Copa Oro por 1-0 ante Haití, que ofreció una granítica resistencia y que mandó el duelo a tiempo extras.

Resultó un partido como se esperaba, con el conjunto mexicano ejerciendo el control del esférico y el dominio territorial, mientras que los haitianos se dedicaron a ubicarse bien en sector defensivo, por momentos con una última línea de seis elementos que dificultaron la llegada ofensiva del tricolor.

Pero antes de cumplirse el primer minuto de juego, vino el primer aviso caribeño con una veloz pared que Frantzdy Pierrot terminó con zurdazo por fuera de la cabaña mexicana, en una sorpresiva llegada de los isleños.

México concentró su accionar ofensivo en Rodolfo Pizarro que se movió por ambas bandas y pronto provocó un saque de esquina tras una pared entre Andrés Guardado y Raúl Jiménez, el propio volante del Monterrey creó otra opción al abrir a la derecha para el centro de Roberto Alvarado que alcanzó a cortar el portero

Johnny Placide, cuando Raúl estaba listo para empujar.

Extraño resultó el cambio realizado por Gerardo Martino, quien sacó a Uriel Antuna del cuadro titular para ingresar al “Piojo” Alvarado por derecha, lo que no dio buen resultado por el claro mejor momento que pasa el hombre del Galaxy de Los Ángeles sobre el inexperto cruzazulino.

El juego cayó en un momento de pausa, cuando no se sancionó una mano dentro del área caribeña de Alex Christian a disparo de Alvarado, mientras que Luis “Chaka” Rodríguez en su incorporación por derecha, ya sobre línea final decidió mal y su servicio fue cortado por la zaga.

Al minuto 9’, tras el cobro de un tiro libre en favor de México, el balón cayó para el disparo de Alvarado, pero el cruzazulino le pegó mal y el balón se fue muy desviado.

Con la presión mexicana en área rival, el portero caribeño otra vez alcanzó a desviar, y en el contrarremate de Raúl la pelota salió sin dirección de arco, lo mismo que le ocurrió a Guardado en su primer disparo a puerta y al 20’ de tiempo corrido un taconazo de Pizarro a Raúl, terminó con obús del delantero mexicano que tapó heroicamente Andrew Jean-Baptiste.

El conjunto de Martino dominaba, pero no tenía la claridad, ni la contundencia frente al arco rival, mientras los haitianos daban sensación de peligro por su velocidad ante los titubeos de la defensa mexicana.

A la media hora de partido, en una llegada de Jesús Gallardo por izquierda, éste mandó tiro cruzado, pero el balón se fue a un lado, mientras Haití avisaba con otro bombazo muy desviado de Duckens Nazon, quien de inmediato retomó su posición defensiva.

Al 34’, una jugada individual de Pizarro se abrió espacio por la derecha, él mismo corrió por el balón y centró para el remate de cabeza de Raúl, al que el portero se lanzó bien para quedarse con la pelota.

Los mexicanos no pudieron pisar el área caribeña con peligro, por fallas en control y por la importante presencia física de los caribeños, que todo el partido metieron pierna fuerte, en ocasiones en forma reiterada.

El primer tiempo culminó con la misma tónica, dominio tricolor sin definir la jugada importante, como cuando Alvarado se arrepintió de disparar cuando estaba bien perfilado y cedió a Jonathan dos Santos, que remató por encima del arco haitiano.

Los isleños tuvieron la primera opción clara del segundo tiempo, cuando Pierrot controló y se dio la media vuelta, pero su potente zurdazo salió sin dirección.

México respondió en otra jugada a balón parado por la esquina izquierda, donde Alvarado a segundo poste cedió al arribo de Carlos Salcedo, quien voló a la tribuna su riflazo de pierna derecha.

La última jugada de Guardado fue un cobro de tiro libre que le sacó el portero a esquina y el capitán abandonó la cancha para el ingreso de Carlos Rodríguez y también se registró la salida de Alvarado para la entrada de Uriel Antuna, que de inmediato con su movilidad creó un mano a mano ante Placide que terminó en saque de meta, pero finalmente el duelo se fue a tiempos extras.

TIEMPOS EXTRAS. Al primer minuto del tiempo agregado, Pizarro, quien fue el mejor del tricolor, filtró a Raúl que fue fauleado dentro del área y se decretó penal, el mismo Jiménez cobró para marcar su quinto gol del torneo y el 1-0 que representó el pase de México a la final del torneo.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *