jue. Jun 13th, 2024

Salvador Miranda | El Mexicano y EFE

CIUDAD JUÁREZ.- Un grupo de 98 connacionales, entre ellos dos mujeres, fueron deportadas ayer (sábado) por el puente internacional Paso del Norte luego de estar varios días en el centro de detención de El Paso, Texas. Una de las personas repatriadas comentó que las autoridades de Estados Unidos aceleraron el trámite de su deportación para vaciar los centros de detención y hacer espacio para los migrantes indocumentados que serán detenidos en las redadas masivas anunciadas por el presidente Donald Trump.

En otras ciudades fronterizas como Matamoros, el arribo diario de mexicanos deportados desde Estados Unidos anticipa la posible llegada de más personas y pone en alerta a las instituciones. El director de la Casa del Migrante en Matamoros, Juan Sierra Vargas, dijo que en lo que va de julio las autoridades estadounidenses han regresado a México desde este punto unos 100 migrantes por día.


Del mismo modo, estados no fronterizos reportan una mayor llegada de paisanos por la vía de la deportación. Por ejemplo, la Secretaría del Zacatecano Migrante informó que en el presente año se ha registrado un incremento en las deportaciones de ese estado, con dos mil 508 en los primeros cinco meses, lo que significa que cada día regresan a territorio estatal alrededor de 17 migrantes.

En Tlaxcala la situación es la misma. En el primer cuatrimestre del año 300 tlaxcaltecas radicaban ilegalmente en EU fueron repatriados. A nivel nacional, de enero a mayo se registraron un total de 89 mil 185 repatriaciones, la tendencia más alta en los últimos tres años, la cual podría aumentar con las redadas masivas que inician hoy en suelo estadounidense.

Según datos de Mexa Institute, se estima que actualmente hay 11.3 millones de indocumentados en Estados Unidos, de los cuales 8.8 millones son de origen hispano, incluyendo a 3.95 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos.

ALBERGUES EN ALERTA

El anuncio de Trump de las redadas masivas es motivo de preocupación y alerta para autoridades, pero sobre todo para casas del migrante, refugios y albergues establecidos a lo largo de la franja fronteriza, porque si aumenta el número de deportados podría estallar un problema social, pues no cuentan con la infraestructura suficiente para brindar cobijo ni alimentos a tantas personas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *