vie. Abr 19th, 2024


Por Salvador Hernández LANDEROS
El dirigente de la Sección 50 de Maestros, José Luis López Rosas, de seguir
actuando tan mal como lo ha venido haciendo, no concluiría su período.
Día a día crece el descontento de sus agremiados, mismos que en cualquier rato,
elevarán su protesta a nivel nacional para “destituirlo del cargo”.
Los inconformes ya se están moviendo. Hay maestros en activo, jubilados y,
sobre todo, mentores que están agrupados en el partido de moda. MORENA.
La gestión de López Rosas está tan mal que, “hasta integrantes de su Comité
Seccional, están hastiados de la forma corrupta que dirige el sindicato”.
Sus allegados dicen tener pruebas del porcentaje de los $46 millones que cada
mes se desvían de los servicios médicos hacia los bolsillos de particulares.
Los ánimos están caldeados. La inconformidad está generalizada y, según las quejas, ya son 7 años de corrupción, entre Guadalupe Castillo y López Rosas.
Hay grupos que se están armando para que, si López Rosas cae, impulsar a
uno de los maestros que están entre las simpatías de los 30 mil sindicalizados.
Uno de esos grupos es el de los “Ángeles y Demonios” que encabeza el priista-
independiente José Ángel Alvarado, apoyado por varios linarenses.
Sin embargo, se le ven pocas probabilidades, pues su mira la tienen puesta en 2021 y la Secretaría de Educación, donde se han apoderado de cargos claves.
Otro grupo al que jubilados identifican como “Ponte Chucho”, lo conforman
simpatizantes del maestro José de Jesús Ortiz Morales, director del Fovileón.
Conste, nos aclaran que no anda en campaña, pero de darse la salida de López
Rosas, sería de los posibles sucesores. (Por lo pronto, aquí ya lo destapamos)
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *