vie. Abr 12th, 2024

Por Daniel Blancas y Alejandro Páez (de La Crónica de Hoy)

Incómodo, titubeante, pero presionado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, ventiló el nombre de quien coordinó el operativo fallido en Culiacán y quien a su vez es Jefe del Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico de la Sedena.

Sin reparar en los riesgos a ese mando y a su familia, el General fue forzado también por la insistencia mediática y terminó por culpar a ese teniente coronel de ejecutar la acción táctica sin autorización superior.

–¿Quién ordenó el operativo? –le preguntaron a Sandoval.

–Toma la decisión el grupo responsable de estar observando el blanco –contestó él, pero el presidente lo urgió a ofrecer más detalles.

–Mire, general, dé el nombre del encargado del operativo en lo nacional.

Luis Cresencio no pareció convencido y, primero, buscó escudarse en la falta de memoria: se limitó a dar el apellido.

–¿No tiene el nombre? –repetían los “insaciables” reporteros y el Secretario cedió–: Él maneja las diferentes partes de la estructura, va dirigiendo los esfuerzos, haciendo el acopio de información, le llegan todos los datos y va moviendo a los diferentes efectivos para desarrollar operaciones.

–¿No les debió haber informado?, ¿por qué hizo el operativo sin orden de cateo?

–Nuestra Fiscalía determinó un grupo que fuera a Culiacán a analizar todo lo que sucedió desde el punto de vista jurídico y determinar si fueron infringidos reglamentos o leyes militares y si esto implica una responsabilidad. Y ahí estará incluida esta parte de no informar, de no pedir autorización, de no esperar la respuesta de quien tenía que estar enterado y decidir. Eso también está sujeto a la investigación en nuestra fiscalía.

El aludido, según el Secretario, está bajo el control del subjefe de inteligencia del Estado Mayor: “Tenía que haber seguido ese canal hasta llegar a mi persona y yo haber informado al Gabinete de Seguridad y del Gabinete al señor Presidente”…


Ponen en riesgo su vida

La revelación sobre el responsable del operativo de Culiacán provocó molestia en el Senado, entre la oposición, que arremetió contra el presidente Andrés Manuel López Obrador al acusarlo de deslealtad con los Fuerzas Armadas y poner en riesgo  la vida del teniente coronel que coordinó las acciones: “Revelar el nombre del militar a cargo de la operación fallida en Culiacán es un acto grave de deslealtad, que lo pone en peligro a él y a su familia”, sentenció el PAN en la Cámara Alta.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *