dom. Abr 21st, 2024


Por Salvador Hernández LANDEROS
En la Secretaría de Educación de NL, bien se podría aplicar el refrán: “A río
revuelto, ganancia de saqueadores”, conste, no de pescadores.
En esa dependencia estatal priva un muy turbio ambiente, que ha venido
desapareciendo lo que hace años, para el maestro, era un apostolado.
Los valores, principios, ética y decencia están desaparecidos. Su lugar lo
ocupan el oportunismo, ambición, transa, estafa, fraude y grilla barata.
Ante la falta de control y posicionamiento de la titular, María de los Ángeles
Errisúriz, hay funcionarios que sacan provecho del caos y desorden existente.
Maestros con más de 20 años en la docencia, resienten los tiempos de confusión,
cambios y desavenencias que han venido degradando a los maestros.
En Errisúriz Alarcón no ven a una funcionaria con calidad moral para frenar
lo que está ocurriendo en la Secretaría de Educación. Dicen es “ave de paso”.
La califican así porque saben que ella es de Coahuila donde laboraba, además
que de allá mismo se trajo a personal de su confianza como asistentes.
Tan son de su confianza, que a uno de ellos “le robaron” 850 mil pesos en
efectivo con los cuales salió de la Institución para dirigirse al banco.
Ese asistente la acompañaba a todos lados y al trascender el hecho, “lo
escondió” en otra área desde donde se dedica a dar órdenes.
Lo que está ocurriendo en la SE lo saben el Gobernador y el Secretario General
de Gobierno, siendo éste quien más provecho le está sacando a eso.
Ya se sabe que el Director de Normales, José Ángel Alvarado, quien está
ilegalmente en ese cargo, tiene la obsesión de ser Secretario de Educación.
Ya está operando para ello, siendo apoyado por Manuel González. Pero como
el espacio se agotó, el próximo lunes le seguimos, si bien les parece.

chavalolanderos@yahyoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *