dom. Abr 21st, 2024


Por Salvador Hernández LANDEROS
José Ángel Alvarado, quien encabeza el grupo “Ángeles y Demonios”, no
oculta su desmedida ambición por ser Secretario de Educación en Nuevo León.
Quienes le conocen saben que es capaz de todo, hasta de traicionar, con tal de
alcanzar su objetivo. Quiere cerrar como tal en el presente sexenio.
Y si no lo logra, ya tiene un plan alterno para logar su ambición en el próximo
sexenio. Y dicen que está utilizando sus cargos actuales para apalancarse.
De entrada, actualmente ocupa la Dirección de Normales y a la vez, la
Dirección de la Normal “Miguel F. Martínez”, lo cual es una ilegalidad.
En la SE tiene alfiles. Miguel Sánchez Lerma (aspira ser alcalde de Linares),
Homero Rico, Ángel Alameda y miembros de otra cofradía de ese municipio.
Estos personajes, que deberían coordinarse con María de los Ángeles
Errisúriz, lo hacen con Manuel González y el mismo José Ángel Alvarado.
De la chistera, por cierto, muy electoral, Alvarado está levantando un censo de
todos aquellos maestros que cursaron en la “Miguel F. Martínez”.
¿Cuál es la intención? Quienes lo conocen dicen que el censo es para lo que se
pueda ofrecer, principalmente apoyar a Manuel, quien aspira a ser Gobernador.
Y el Plan B, de no ser para Manuel, ofrecerlo como vil mercenario a otro
candidato con posibilidades de ganar a cambio del cargo de secretario.
Dicho censo se está levantando aludiendo los festejos por el 150 Aniversario
de dicha institución formadora de maestros que sería, casualmente, el 2021.
Lo de “masero” es un alias que maestros de Linares así lo nombran, porque,
dicen, en sus reuniones siempre las cierra diciendo ¡Y vamos por MÁS!
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *