vie. Abr 19th, 2024


Por Salvador Hernández LANDEROS
Es común escuchar el dicho popular: “tanto peca el que mata la vaca, como el
que le amarra la pata”, aunque esta vez la vaca involucra un Fiscal y un Dron…
Ahora, qué si el hecho involucra a una vaca, comparada con el Gobernador al
hablar sobre los feminicidios y “los hombricidios”, esto sería un “vaquicidio”.
Explicado con manzanitas, el dicho señala la referencia casi literal, sobre la
responsabilidad de dos personas que intervienen en alguna acción incorrecta.
Para la extorsión o el cohecho se requieren dos partes. También en un delito
como el robo; el ladrón y la víctima. En un ensamble, una tuerca y un tornillo.
Lo mismo aplica en el comercio, en una compra-venta de un inmueble, un
vehículo o un Dron, donde hacen equipo un vendedor y un comprador.
Ya explicado con manzanitas, cabe preguntar por qué el Fiscal Anticorrupción,
Javier Garza y Garza, sólo habla de compradores y no de vendedores del Dron.
El Fiscal hace una perorata jurídica en relación al presunto fraude de la compra-
venta del Dron y pareciera, conste, pareciera, que le está sacando al bulto.
La investigación involucra a la empresa vendedora. Ella puede comprobar, a
través de Hacienda, en cuánto lo vendió o cuánto le pagaron. Así de fácil.
Si la factura no coincide con los $52 millones anunciados por Aldo, El Bronco
u otro funcionario, no tiene vuelta de hoja, está la presunción de un ilícito.
Garza y Garza está alargando las cosas. Quizá quiere proteger a alguien y él
no está para eso. Se supone que está para combatir la corrupción, no protegerla.
Ahora anuncian que van a vender el Dron en $29 millones. ¿Con el permiso del
Congreso? Ni Jaime, ni Aldo son dueños del patrimonio estatal. ¿O sí?
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *