vie. Abr 19th, 2024


Por Salvador Hernández LANDEROS
Justo es reconocer la medida del presidente Andrés Manuel al reducir el sueldo
a los funcionarios públicos que él calificó como la “Burocracia Dorada”.
Sueldos superiores a los $2 y más de $3 millones anuales, mismos que
insultaban al asalariado mínimo, quien era el principal generador del pago.
Al reducir esas remuneraciones en el Presupuesto Federal, quienes se sintieron
“afectados” fueron los funcionarios federales del INE, IFC y del COFECE.
Claro que puede haber quien sea merecedor de ese sueldo, pero en el sector
privado, los espectáculos u otros oficios, pero ya no más en el sector oficial.
Pero ya entrados en gastos, sería bueno que AMLO extendiera ese ajuste o
reducción salarial en otras “Burocracias Doradas” que existen en todo el País.
Que esa Ley de Remuneraciones, que tal vez no está bien aterrizada, debía
alcanzar a Senadores, Diputados Federales y Locales, Alcaldes y Regidores.
Porque además de pagarles muy buen sueldo, disfrutan de vehículos, choferes,
gasolina, viáticos, seguro medico y hasta alcanza para toda su familia.
Que no pare en eso señor presidente. Incluya también a los líderes sindicales,
de petroleros, magisteriales, burócratas federales, estatales y municipales.
Aquí en Nuevo León, le aseguramos, hay mucha materia prima con varios
líderes equiparados con el petrolero Carlos Romero Deschamps, aún libre.
Ahora, qué si quiere ahorrarle al gasto público, promueva una Ley en la que se
promueva que todo cargo electoral sea honorífico, como en algún día lo fue
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *