mié. May 22nd, 2024

Las microempresas desempeñan un papel esencial en la economía global, ya que aportan innovación y empleo. En este contexto, el acceso al crédito potencia el crecimiento y la sostenibilidad de estas compañías.

Datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) estiman que el tiempo promedio que una empresa requiere para volverse rentable es de 1.8 años. Sin embargo, aquellas con más de diez empleados necesitan, al menos, 2.4 años. El acceso a capital durante este periodo de tiempo, los tres primeros años de vida, es fundamental, tanto que, el 58.6% de las empresas recurre a crédito o préstamo para financiar su operación.

Este impulso financiero no solo mejora su capacidad de producción y distribución, sino que también les permite invertir en capacitación para su personal, diversificar servicios y productos, adaptándose así a las demandas de un mercado en constante cambio.

“Gracias al crédito, las microempresas pueden ampliar su inventario, invertir en tecnología o comprar maquinaria o herramientas necesarias para su operación. El crédito también les permite mejorar su flujo de efectivo, proporcionar un colchón financiero para cubrir gastos imprevistos y aumentar su rentabilidad a largo plazo”, explica Alberto Bonneti, CEO de YoFio, plataforma de tecnología financiera que busca apoyar a los micronegocios a través de créditos inmediatos de capital de trabajo.

Retos titánicos

Durante este año, las microempresas se enfrentarán a una serie de desafíos en materia de obtención de crédito. De acuerdo con YoFio destacan:
1) Menor oferta de crédito
2) Historial crediticio poco robusto
3) Condiciones poco favorables
4) Informalidad del negocio
5) Ingresos fluctuantes

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *