vie. May 24th, 2024

Qubits
Verónica Valencia
Mientras esperaba a uno de mis clientes en una famosa cafetería, no puede evitar la charla entre dos mujeres una parecía mayor de 60 años, y la otra aparentaba menos de 30 años.
Al principio pensé que se trataba de madre e hija, pero la más joven le decía señora; lo que me llamó la atención de su charla es que la más joven estaba tan decepcionada de su vida, decía que no había logrado nada, que seguía viviendo con sus papás, que estudió una carrera que no le gustaba y que le molestaba que sus papás le preguntarán a dónde iba y que le pidieran que aportara dinero, cuando ellos sabían que no tenía trabajo.
Por su parte la señora le decía que ella estaba ilusionada porque su nieto le enseñó a grabarse mientras tejía y ya había aprendido cómo hacer su canal de YouTube, quería dar clases de tejido y convertirse en una Youtuber antes de que terminara el año; constantemente repetía si yo estuviera más joven.
No pude evitar reflexionar sobre la importancia de tener una meta, ya decía el filósofo Nietzsche el que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos.
Y es que si no tienes un motivo que te haga salir de la cama, dar las gracias por estar vivo y empezar un nuevo día, difícilmente te sentirás satisfecho con tu vida.
Los que saben del tema recomiendan tener metas realistas, pero desafiantes, aseguran que es importante soñar en grande, pero que también debemos ser conscientes de nuestras limitaciones y recursos disponibles.
Porque la verdadera satisfacción no solo reside en alcanzar la meta final, sino en el proceso mismo de crecimiento y superación personal. Por eso las metas también deben estar alineadas con nuestros valores y aspiraciones personales. pregúntate ¿qué es lo que realmente te motiva en la vida?, ¿cuáles son tus sueños más profundos?
Lo más importante es que la planeación y ejecución de las metas también las podemos llevar a muestra empresa, pues con cada meta cumplida, celebramos la resiliencia que nos impulsa hacia adelante.
Recuerda que en cada meta o sueño que tengas es probable que te encuentres con desafíos inesperados o nuevas oportunidades que puedan cambiar el rumbo de tus metas, cuando sea necesario ajusta tus objetivos, pero jamás claudiques esa meta que tanto te entusiasma.
Todos los comentarios son bienvenidos a veronica@vaes.com.mx
Nos leemos, la próxima vez. Hasta entonces.
*Verónica Valencia Gómez es divulgadora y consultora de comunicación y mercadotecnia en Vaes Comunicación. También es periodista especializada en Tecnologías de la Información, cuenta con una maestría en marketing digital y certificación como instructora capacitadora on line y offline.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *