mié. May 22nd, 2024

Investigación Especial

Alberto González Káram

• México autorizó el subsidio para el empleo que consiste en un beneficio fiscal diseñado para apoyar a todos los trabajadores remunerados con bajos ingresos

• Establecen límite de 9 mil 081.00 pesos de ingresos mensuales, con el fin de beneficiar a un número importante de trabajadores con el subsidio para el empleo

México autorizó el subsidio para el empleo que consiste en un beneficio fiscal diseñado para apoyar a los trabajadores remunerados con bajos ingresos, a fin de reducir el impacto del impuesto sobre la renta en la economía doméstica o de los hogares de la mayoría de los trabajadores.

La intervención económica para el otorgamiento del subsidio para el empleo se llevará a cabo al eliminar los obstáculos neoliberales que se encontraban regulados en la Ley del Impuesto sobre la Renta, y principalmente en el Artículo Décimo del Decreto por el que se reformaron, adicionaron y derogaron diversas disposiciones de la Ley del Impuesto al Valor Agregado; de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios; de la Ley Federal de Derechos, y la expedición de la Ley del Impuesto sobre la Renta, así como la abrogación de la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única, y la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo, mismas que fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de fecha 11 de diciembre del 2013.

México registra 59 millones 818 mil 274 ocupados que representan 97.7 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) integrada por 61 millones 215 mil 247 personas y ocupa el Primer Lugar Mundial en Tasa de Empleo al superar en el Grupo G-20 a Países BajosSuizaAlemaniaReino UnidoCorea del SurFranciaAustraliaItalia, CanadáJapónRusiaEstados UnidosArabia SauditaBrasilEspañaTurquíaItaliaArgentina y Sudáfrica, lo cual contribuyen con la reducción de la pobreza laboral y desigualdad socioeconómica al cierre del primer trimestre del 2024.

Los trabajadores que perciben ingresos por la prestación de un servicio personal subordinado, en los que se incluyen salarios y demás prestaciones derivadas de una relación laboral, son beneficiarios del subsidio para el empleo, el cual se acredita contra el impuesto sobre la renta a su cargo.

La reincorporación de población ocupada en función de la posición que guarda dentro de su trabajo son de 41 millones 605 mil 122 trabajadores subordinados y remunerados con 69.6 por ciento; 12 millones 971 mil 524 ocupados por su cuenta propia que representan 21.7 por ciento sin emplear personal pagado; 3 millones 146 mil 260 ocupados que son propietarios de los bienes de producción con trabajadores a su cargo que representan 5.3 por ciento y 3.5 por ciento con 2 millones 095 mil 368 ocupados que son trabajadores sin recibir remuneración.

En la aplicación del subsidio para el empleo se cuenta con una tabla que establece su monto en función del nivel de ingresos de los trabajadores, con el propósito de apoyar a aquellos con menores ingresos y facilitar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales sin comprometer su ingreso disponible.

Los actuales niveles de ingresos de 59 millones 818 mil 274 ocupados subordinados y remunerados se han mejorado sustancialmente por primera vez desde el siglo pasado hasta el presente milenio al reducir la pobreza laboral y disminuir la brecha de la desigualdad, lo cual se puede demostrar y comprobar ampliamente con los siguientes resultados: 23 millones 301 mil 947 ocupados reciben hasta un salario mínimo que representa el 39.0 por ciento del total nacional; 18 millones 537 mil 517 ocupados con más de 1 hasta 2 salarios mínimos al concentrar 31.0 por ciento; 4 millones 806 mil 837 ocupados perciben más de 2 hasta 3 salarios mínimos que equivalen al 8.0 por ciento; 1 millón 580 mil 215 ocupados cobran más de 3 hasta 5 salarios mínimos que participan con 2.6 por ciento; 638 mil 067 ocupados con más de 5 salarios mínimos que representan 1.1 por ciento; 2 millones 689 mil 224 ocupados no recibe ingresos que representan 4.5 por ciento y 13.8 por ciento con 8 millones 264 mil 467 ocupados no especificaron sus niveles salariales.

En México se tiene como finalidad mejorar la retribución disponible de los trabajadores con menores ingresos, cuyos diversos beneficios fiscales y medidas de simplificación administrativa, excepto los percibidos por concepto de primas de antigüedadretiro e indemnizaciones u otros pagos por separación, mediante la aplicación de una tabla con rangos de ingreso y subsidio ajustados, en beneficio de los trabajadores.

La actual administración pública federal procedió al incremento del salario como un asunto de justicia y humanismo, siendo autorizado el incremento de tres dígitos 181.72 por ciento de 88.36 a 248.93 pesos en el área de Salarios Mínimos Generales a nivel nacional, mientras que en el área geográfica de la Zona Libre de la Frontera Norte se registra un incremento de tres dígitos 324.27 por ciento al pasar de 88.36 a 374.89 pesos en el período comprendido del 1º. de enero de 2019 al 31 de diciembre del 2024.

Los resultados de la política salarial implementada por el gobierno de México han generado beneficios para los trabajadores mexicanos, al incrementar el salario mínimo, lo que ha mejorado su ingreso disponible y calidad de vida, siendo necesario consolidar estos beneficios y avanzar hacia un país con salarios más justos al mantener una colaboración constante entre gobiernoempresas y trabajadores, así como un compromiso firme con los derechos y bienestar de todos los mexicanos.

La política salarial emprendida desde inicios de la actual administración pública federal se orientó a mejorar el salario real y redistribuir los ingresos en beneficio de las familias mexicanas, demostrando y comprobando plenamente a la fecha el cumplimiento de mi sexagésima cuarta prospectiva al registrar un incremento salarial mensual promedio durante 64 meses ininterrumpidamente de 6.43342 puntos contra un crecimiento promedio de la inflación de 5.19603 puntos, lo cual es completamente contrario a las infodemias dominadas diariamente, resultando, asegurando, revalorando y optimizando una tasa salarial real positiva de 1.23739 puntos en el período comprendido del 1º. de diciembre del 2018 al 31 de marzo del 2024.

Los salarios tienen como meta una recuperación de cuando menos el 20 por ciento de su poder adquisitivo, a fin de fortalecer el mercado interno, mejorar la distribución de la riqueza y del ingreso, lo cual favorece el crecimiento económico y bienestar social en México.

El Producto Interno Bruto (PIB) medido por su Paridad del Poder Adquisitivo (PPA) ubica a México en la 10ª. Potencia Mundial y entre los pocos países que han reducido la desigualdad económica y social, al registrar 42.5 por ciento de la población en pobreza durante la administración de Miguel de la Madrid Hurtado, 53.1 por ciento con Carlos Salinas de Gortari, 63.7 por ciento Ernesto Zedillo Ponce de León, 47.0 por ciento Vicente Fox Quezada, 46.1 por ciento Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, 43.2 por ciento con Enrique Peña Nieto y el más bajo desde el siglo pasado hasta el presente milenio con 36.3 por ciento en la actual administración pública federal.

La intervención económica consiste en modernizar y aplicar el mecanismo fiscal del subsidio para el empleo en cuanto al cálculo del impuesto sobre la renta, con el fin de proteger el ingreso disponible de los trabajadores con menores ingresos.

El procedimiento del cálculo del subsidio al empleo se simplifica con la aplicación de una cuota mensual equivalente al 11.82 por ciento del valor mensual de la Unidad de Medida y Actualización, aplicable de manera uniforme a todos los trabajadores cuyo salario mensual no exceda los 9 mil 081.00 pesos, con el propósito de disminuir el impuesto sobre la renta a su cargo.

Las empresas que contratan trabajadores que perciben el salario mínimo, tienden a otorgar remuneraciones aproximadas o superiores a ese nivel, por lo cual se considera adecuado establecer el límite de 9 mil 081.00 pesos de ingresos mensuales, con el fin de beneficiar a un número importante de trabajadores con el subsidio para el empleo.

En el ejercicio fiscal de 2024, el porcentaje de 11.82 por ciento representa un monto mensual de 390.00 pesos, cuya aplicación permite que el aumento en el ingreso disponible de los trabajadores después del impuesto sobre la renta respectivo sea proporcional al aumento del 20 por ciento del salario mínimo general de 2024.

El monto mensual de 390.00 pesos es 1.79 veces el importe del último monto del subsidio para el empleo de la tabla vigente, lo que representa un beneficio fiscal más significativo para los trabajadores.

La simplificación del esquema actual del subsidio para el empleo permite disminuir los costos administrativos asociados con su aplicación y se considera conveniente establecer que el subsidio para el empleo pueda aplicarse hasta por el monto del impuesto sobre la renta a cargo, sin que se entregue cantidad alguna por dicho concepto.

El cambio de la tabla del subsidio para el empleo por una cuota representa la solución para mantener la capacidad adquisitiva de los trabajadores y reforzar el compromiso con el bienestar económico de la población.

Los cálculos porcentuales del subsidio para el empleo del valor mensual de la Unidad de Medida y Actualización, se ajustará anualmente en forma automática para reflejar las variaciones en el costo de vida y garantizar que el beneficio mantenga su valor real a lo largo del tiempo.

La visión moderna del subsidio para el empleo proporcionará un beneficio directo a los trabajadores de menores ingresos y simplificará la administración del beneficioreducirá la complejidad y costos asociados con su aplicación.

El otorgamiento del subsidio para el empleo a los trabajadores con ingresos mensuales que sirvan de base para calcular el impuesto sobre la renta correspondiente al mes de calendario no deberá exceder de 9 mil 081.00 pesos, excepto los percibidos por concepto de primas de antigüedadretiro e indemnizaciones u otros pagos por separación, hasta por la cantidad que resulte de multiplicar el valor mensual de la Unidad de Medida y Actualización por 11.82 por ciento.

Los pagos por salarios de periodos menores a un mes para calcular el subsidio para el empleo, se dividirán la cantidad que resulte de multiplicar el valor mensual de la Unidad de Medida y Actualización por 11.82 por ciento entre 30.4, cuyo resultado así obtenido se multiplicará por el número de días al que corresponda el periodo de pago para determinar el monto del subsidio para el empleo que le corresponde al trabajador por dichos pagos.

El subsidio para el empleo no se considerará como ingreso acumulable ni formará parte del cálculo de la base gravable de cualquier otra contribución por no tratarse de una remuneración al trabajo personal subordinado.

La correcta y debida aplicación del subsidio para el empleo le corresponde exclusivamente al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y será responsable de emitir las reglas de carácter general.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *