mié. May 22nd, 2024

En la rotonda de insurgentes. Los chemos, los chacales y los del apañe. En Monterrey en las proximidades del hospital de zona. Hasta el freno del asesino serial. Tijuas conoce el bordo, los picaderos, la vida no vale nada escribió José Alfredo Jiménez, y así llorando se acaba.

Atacaban mirones. Hacen bolas. Puente rube sl lado de la Cayotera, predio de prostitutas vestidas con el bicho destructor en la sangre. L a Garza Nieto, cantinuchas  en obrs gris. En las faldas del cerro de la campana desean convertir la Casa Emilio en centro cultural y after para los trasnochados

Pase para agarrar asiento, lugar y tabla. Los arreglos con los guatchos perite adentrar en los confines de la calle sin pavimento. Altares de la muertes, pancho villa y el santísimo malverde.

No le quede mal. Coloque la botella de whisly. Los hartos fajos de mil pesos. Nadie los toca. Leve serenata con tambora. Buchonas y ak47. Ya cruzo la avioneta. La merca para los gringos. Pura calidad. Sino corte desde Colombia. Viva la ruta de quienes hicieron patria. Ahora vamos a Medellín a gozar del ron antioqueño. Fiesta de una semana. Traigan a las morritas. Por tres mil dólares, se darán la vida como nunca han gozado. Perico, ropa y paseos. Son la envida de las barriadas, donde escriben por favor no vengan a tiran cadáveres, como lo menciono Fernando Vallejo en la virgen de los sicarios.

Pura calidad. Vamos al caribe colombiano. Mezcla de afroantillanos, criollos y mestizos. A darle fuego a la hoguera, Prendan la vela. La parranda va a empezar.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *