lun. May 20th, 2024

Gerson Gómez Salas

Entresueños decidió ser compasivo. En vez de ahorcar en periódicos a sus contrarios, los cerraría todos los negocios de sus familias.

Primero. Sin excepción. El suministro del agua. Segundo. Visita de Protección Civil. Tercero. Levantamiento de clausura preventiva. Cuarto. Segunda acta por desacato y por faltas a la autoridad. Quinto. Requerimiento de inmediato de Protección Civil.

Sexto. Clausura definitiva del establecimiento.

Entonces el emperador de la cuadra, el juez de barrio pudo descansar sin la necesidad de antidepresivos.

Para las 5.50 am salido a echar agua para barrer la cochera. Dos de tres obreros apuraron el paso para no llegar tarde al camión de la empresa.

Enfrente la Primaria Rural Mixta Arnulfo Antonil Vigil Jiménez. Para las 6.55 am los primeros padres de familia llevaron a sus hijos con mucho tiempo de anticipación. Esperaron en la calle cinco minutos mientras Yo, el emperador, observaba los vehículos de medio uso.

Entre 7:15 y 7:30 los apremiados antes de cerrarles la puerta. Para las 10:30 el receso ocurrió con normalidad. Dos traviesos fueron llevados a la dirección por los monitores. A las 12:15 y 12:30 se puso en marcha el plan.

Acomodo las cubetas de cemento para impedir el estacionamiento fugaz de los padres de familia. Con el escapulario en el cuello rezo un padre nuestro. La justicia prevalecerá o no será nunca.

Fuera la escuela de nuestra colonia. Necesitamos empresas para nuestros obreros. Viva Cristo Rey.

Al final, ni los funcionarios municipales asistieron y tampoco los enfadados tutores le compraron dulces o tostadas con tres salsas y polvo rojo.

Otro sueño pasado y frustrado. Yo, el emperador podría perder una batalla pero no la guerra.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *