lun. Jun 17th, 2024


Por lo pronto
Por Rodin
Los héroes en este importante día no serán el maltrecho gobernador del estado, ni serán los candidatos a diferentes cargos de elección popular. Tampoco los millones de ciudadanos que votarán. Los héroes a los que me refiero serán los funcionarios de casilla previamente seleccionados por el INE, quienes, con su ejemplo, rectitud y honorabilidad, deberán tener la capacidad de no sucumbir a alguna mala práctica o tentación que dé origen a una presunta corrupción en las mesas de votación donde estarán los millones de boletas impresas.

El 2 de junio se celebrarán elecciones presidenciales en México, en las que más de 100 millones de ciudadanos podrán votar, y donde se pondrán en juego más de 20 mil puestos en todo el país, incluyendo la totalidad de las dos Cámaras del Congreso Nacional.

Más de 1.5 millones de ciudadanos y ciudadanas, como tú, participarán recibiendo, contando y registrando los votos de sus vecinos y vecinas en las miles de casillas que se instalarán en todo el país. Llegarán con actitud cívica a desempeñar una responsabilidad patriótica temporal desde las 5:00 de la mañana, o quizá antes, hasta concluir el proceso electoral pasadas las 10:00 de la noche, dispuestos a soportar las inclemencias del tiempo, pasar hambre o insultos de algún representante de partido o de la ciudadanía en general, o posiblemente evitar el robo de una urna electoral. Por lo que es de admirarse su valiente comportamiento, ya que ellos se ofrecieron a ser funcionarios de casilla para que nosotros tengamos la certeza de que el proceso democrático sea auténtico y legal.

La jornada electoral es el día en que la ciudadanía acude a votar para elegir a sus representantes y gobernantes. Oficialmente, las casillas abrirán a las 8:00 a.m., hora en que ya deben estar presentes las personas designadas como funcionarios de casilla para empezar sus actividades. Recordemos que la jornada electoral se divide en cinco momentos: preparación e instalación de la casilla, votación, inicio, desarrollo y cierre, conteo de los votos y llenado de actas, integración de los expedientes y paquetes electorales, y publicación de los resultados.

En Nuevo León, como en el resto del país, habrá diferentes tipos de casillas: básica, contigua, extraordinaria y especial. Y se integrarán con nueve ciudadanos: seis propietarios/as y tres suplentes generales. Los cargos que ocupan son: presidente, primer y segundo secretario, primer, segundo y tercer escrutador, y los tres suplentes generales, quienes serán la autoridad en la casilla y, por ningún motivo, pueden ser sustituidos por los representantes y observadores durante sus actividades en la mesa directiva.

Por lo pronto, afirmamos que: “Los funcionarios electorales de casilla son piezas fundamentales que garantizan la transparencia y legitimidad de nuestro sistema democrático. Su dedicación y compromiso contribuyen a asegurar que cada voto cuente y que las elecciones se desarrollen de manera justa y equitativa. ¡Su labor es invaluable y merece nuestro reconocimiento y gratitud!” Sean héroes, no villanos.

Nota: Ayer, al circular y pasar por una barda de una empresa en Monterrey, me llamó la atención el mensaje en ella. Decía: “¡Dos visiones: seguir dentro de la democracia o pasar a un régimen comunista. Tu voto cuenta, ¿qué legado dejarás para tus hijos y nietos?”

Comentarios a rodin2511@hotmail.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *