lun. Jun 17th, 2024

Ixtoc Hinojosa Gándara

El titulo de esta columna de opinión parece referirnos al viejo programa de televisión de Chespirito, pero en realidad el fin es otro, tratar de arrancar una sonrisa a la de aquellos que se sienten derrotados y desilusionados tras los resultados electorales del pasado dos de junio. A nivel federal no me atrevo a hacer ningún apunte u observación sobre el desempeño de todos en la jornada electoral del mencionado domingo, pero eso dista mucho de mi opinión acerca de todo el proceso electoral el cual fue sumamente inequitativo y falto de carácter democrático de las instituciones electorales. El resultado fue aplastante e irreversible en lo que concierne a la Presidencia de la Republica y las impugnaciones que se hagan sobre esta elección muy poco lograran en cambiar el nombre de la candidata ganadora, cosa muy diferente en lo que concierne a las dos cámaras del poder legislativo.

Para muestra basta un botón, muchos analistas mencionan que la coalición oficialista tendrá la mayoría calificada de la Cámara de Diputados sobre todo por lo mencionado por la consejera presidenta del Instituto Nacional Electoral la cual en su mensaje para dar a conocer el conteo rápido en la elección presidencial también dio a conocer las cifras que a su juicio habría en el legislativo. Todo parte de dos particularidades que se mencionan en nuestra Constitución y en la Ley Electoral. La diferencia de estos dos conceptos es algunas veces difícil de explicar, pero tratare de hacerlo en el próximo párrafo.

En el artículo 54 de nuestra Carta Magna menciona que ningún partido tendrá una sobrerrepresentación mayor del ocho por ciento, es decir, que no podrán representar en porcentaje de curules un numero mayor al de la votación obtenida en esa misma elección más el ocho por ciento, reforma que se hizo en el año 1996. En cambio, nuestra Ley Electoral estipulo que en las boletas electorales en las que, aunque vayan coaligados los partidos aparecerán en un recuadro diferente, esta reforma se dio en el 2007. Se los voy a explicar con datos oficiales en cifras redondeadas como podemos explicar que el Partido Verde obtuvo el 8% de las votaciones y el Partido Acción Nacional consiguió el 17% de la votación y ambos, según la presidencia de INE, vayan a obtener 72 curules; todo se explica con los años en que fueron echas estas reformas y la concepción de coalición que se tenia en esos momentos, ahí deben estar todos los esfuerzos de la oposición para impedir que el oficialismo tenga carta abierta para hacer cambios constitucionales. Esperemos que el Consejo General del INE tenga esa altura de miras y talante democrático cuando haga la asignación de plurinominales tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *