dom. Jul 21st, 2024

Gerson Gómez Salas

En la mesa de la cocina siempre hay sus productos. Disfrutamos del aguacate y aderezamos con limones. Michoacán produce frutas, verduras y madera de excelencia. También el puerto de Lázaro Cárdenas recibe, reparte y envía cientos de contenedores. Incluyendo precursores de fentanilo. Recibido con sello chino.

Para el estadunidense promedio, el veto comercial, del cierre de importación de aguacates mexicanos, resulta en incremento al precio en los centros comerciales.

Michoacán es territorio de asentamiento de carteles del crimen organizado. Imponen reglas para quienes siembran, cosechan y distribuyen la producción del campo. Incluso ejecutan apropiaciones de extensiones territoriales para talar madera.

Jugar la vida, en ese sector del país, es tan simple como no pagar el derecho de piso. Poco duró la forma de autogobierno de los llamado autodefensas. El gobierno federal envió al ejercito para desarmarlos. A unos se los llevo preso. A otros, simplemente desaparecieron o fueron ejecutados en refriegas indefinidas.

Para Andrés Manuel, presidente ya de salida, no le urge arreglar el tema. Lo hereda a la administración entrante de su ahijada Claudia Sheinbaum. Ella deberá con los ministros de Economía, Relaciones Exteriores y de Gobernación, resolver el bloqueo.

Solucionar la inseguridad hasta para los inspectores nacionales, no solo con los internacionales, de donde deriva el conflicto, de la calidad de la producción aguacatera.

Pacificar, incluso con el uso de las fuerzas armadas, a las gavillas de talamontes, laboratorios clandestinos de producción de fentanilo, en medio de los parajes serranos de Michoacán.

Dura labor para la científica convertida en presidente.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *