mié. Jun 12th, 2024

El ajuste se contempló en un rango de entre 0.8 a 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto, en comparación con el 1.1 y 2.1 previsto en febrero pasado.

Banxico recorta por segunda vez pronóstico del PIB para 2019 | La Crónica de Hoy

El Banco de México (Banxico) anunció un ajuste a sus expectativas de crecimiento para el presente año, y esta estimación se contempló en un rango de entre 0.8 a 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), para este 2019, en comparación con el 1.1 y 2.1 previsto en febrero pasado, con lo que se suma el segundo recorte trimestral consecutivo en esta previsión. Así lo dio a conocer Alejandro Díaz de León Carrillo, gobernador del banco central.

Al dar a conocer los resultados del Informe Trimestral enero-marzo 2019, el gobernador del Banco de México  puntualizó que entre algunos elementos de riesgo para la baja en el pronóstico de crecimiento se destacan la mayor incertidumbre sobre mayores disputas comerciales a nivel mundial, volatilidad internacional en el mercado; ­desaceleración de economía y comercio mundial, que aún está pendiente el proceso de ratificación del T-MEC (con Estados Unidos y Canadá) y la incertidumbre de que éste se pudiera retrasar y genere más incertidumbre afectando la inversión, así como un deterioro en la calificación de Pemex; sin embargo, pese a este panorama, puntualizó, no hay riesgo de recesión.

Díaz sostuvo además, que el comportamiento reciente de algunos indicadores refleja un entorno marcadamente incierto para la actividad económica, empero, para los próximos trimestres se anticipa que la economía mexicana retome una senda de crecimiento, apoyada por las contribuciones positivas de la demanda interna y externa.

En su oportunidad, Jonathan Heath Constable, subgobernador del Banco de México rechazó puntualmente que la producción industrial del país esté en recesión.

“La definición de una recesión, es una caída generalizada en todas las actividades productivas y si vemos hacia adentro de la actividad industrial, vemos que no todas están cayendo, la que está cayendo más, y ha sido un problema mucho más estructural que coyuntural, ha sido el sector de la minería y es consecuencia directa de la caída en la plataforma petrolera”, estableció.  

Esta situación, agregó, sigue preocupando, porque se creía que ya empezaba a tocar fondo y comenzaría a revertirse o por lo menos a dejar de caer, porque durante el sexenio pasado se explica que tiene un impacto directo por lo menos medio punto porcentual menos de crecimiento promedio anual, durante todo el sexenio, y “obviamente si queremos empezar a crecer y llegar a esta meta de 4 por ciento, uno de los elementos que necesitamos, es justamente detener esa caída de la plataforma petrolera”.

“La economía mexicana no está en una recesión, y no estamos necesariamente a punto de entrar en esta recesión, y si es que hubiera una recesión, creo que sería muy ligera, de muy poca duración y sería cuestión pasajera”.

El gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León Carrillo, indicó que para el año próximo el pronóstico de crecimiento de la economía mexicana se mantiene en un intervalo de entre 1.7 y 2.7 por ciento.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *